Estiman que los alquileres subirán entre 30% y 50%

La Cámara Inmobiliaria Argentina dice que la Ley porteña para que los propietarios paguen la comisión hizo que los precios se eleven en forma pronunciada.

Este año las subas en los alquileres porteños están estimadas en torno al 30%, según entidades inmobiliarias. Agrupaciones de inquilinos dicen que pueden llegar al 50%.

Según un relevamiento del sitio especializado Reporte Inmobiliario, el valor medio para departamentos de 2 ambientes en la Ciudad de Buenos Aires supera los $11.000, mientras que las unidades de 3 ambientes cotizan en promedio por encima de los $15.000. Asimismo, los inquilinos señalan que por un monoambiente se está pidiendo hasta $10.000.

Frente a los aumentos, los inquilinos advierten que “hay muchísima gente que no está pudiendo renovar y otra que está cancelando los contratos porque ya nos los puede pagar”.

Desde las inmobiliarias explican que en realidad lo que está pasando es que hay “un combo del gasto que conlleva una vivienda”, que incluye los servicios, ABL, y expensas, y que “supera ampliamente el valor locativo”, consignó Ámbito.

El año pasado en Diputados se debatió una ley de regulación de alquileres, a tono con la norma sancionada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires que obliga a los propietarios a pagar la comisión.

“Lo que pasa es que la foto que tenés en Ciudad de Buenos Aires es totalmente diferente a la que tenés en el resto del país porque acá han aplicado una modificación a la ley, la cual ha dado una interpretación de una posible intervención en el mercado locativo, lo que produjo una diferencia en el aumento de renovación del contrato distinta a lo que es el promedio en el país. Pero la actualización en las inmobiliarias se están dando entre un 13% y un 15% semestral”, sostienen desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

“Va a ser urgente que el Congreso trate este año la ley de alquileres, que nosotros vamos a volver a presentar apenas abran las sesiones. Yo creo que el Gobierno quiere encarar esto, porque si no lo hace el año que viene va a haber una crisis habitacional muy grande”, dicen desde entidades de inquilinos.