Estuvo 10 años prófugo por enviar cocaína a Europa y lo detuvieron en Villa Lugano por narcomenudeo

La PROCUNAR y la Policía Federal Argentina investigaron su paradero.

Luego de 10 años de estar prófugo, la Policía Federal Argentina (PFA) detuvo en el barrio porteño de Villa Lugano (Comuna 8) a un traficante que enviaba en los años noventa cocaína a Europa a través de vuelos que partían desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. En el presente continuaba con el narcomenudeo en la zona sur porteña.

Se dio con su paradero tras una investigación de la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico N°6 y la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), a cargo de los fiscales Gabriela Ruíz Morales y Diego Iglesias, respectivamente.

En el marco de una investigación preliminar iniciada por la PROCUNAR y luego formalizada por la fiscal Gabriela Ruíz Morales, se detectó el paradero actual de esta persona, lo que le permitió al juez en lo Penal Económico Ezequiel Berón de Astrada ordenar la profundización de la investigación y posteriormente su detención, informó el sitio oficial de los fiscales del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Al momento de su detención, el imputado tenía en su poder 39 tubos de cocaína y 150 envases para ser rellenados con cocaína. El procedimiento tuvo lugar tras una serie de tareas de inteligencia que permitieron no sólo identificar al imputado sino también constatar que continuaba desarrollando actividades vinculadas a la comercialización de estupefacientes.

El imputado cuenta con distintos antecedentes y tenía conexiones con estructuras criminales en el ámbito exterior, en su mayor parte vinculado a actividades de tráfico internacional de estupefacientes. A comienzos de la década del noventa fue detenido en Italia por tenencia y comercialización de estupefacientes. Asimismo, en 1998, en el marco de una operación conocida como “Orly”, la policía de Alemania lo detuvo –junto a otras once personas de diferentes nacionalidades- acusado de integrar una organización que proveía cocaína al viejo continente desde Argentina, material estupefaciente que era transportado vía aérea a través del uso de “mulas”. Posteriormente, la droga era comercializada en Alemania, Francia, España, Polonia e Italia.