Familias sin techo marcharon a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad en apoyo a la toma en el Barrio 21-24

Los ocupantes piden que se levante la orden de desalojo del juez federal Daniel Rafecas y se retire el cerco policial. También solicitan una mesa de diálogo con autoridades de los Gobiernos de Nación y Ciudad.

Partidos de izquierda, vecinos y familias sin techo realizaron este jueves, pasado el mediodía, una movilización hacia la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, en Parque Patricios, en apoyo a las más de 100 familias que ocupan un terreno ferroviario en las inmediaciones del Barrio 21 – 24 de Barracas y resisten una orden judicial de desalojo.

El predio tomado está ubicado detrás de la estación de colectivos de la línea 59, en torno a Toll y Perdriel. Las familias no pueden salir del lugar ni ingresar alimentos u otras pertenencias. Hay una fuerte presencia de efectivos de la Policía de la Ciudad y de la Policía Federal Argentina (PFA).

“Exigimos que se levante la orden de desalojo del juez federal Daniel Rafecas y se retire el cerco policial”, detallaron los vecinos en un comunicado, quienes partieron de Uriarte y Zabaleta hacia Jefatura porteña de Uspallata 3150 (ambos lugares ubicados dentro de la Comuna 4).

Un portavoz de las familias que tomaron el terreno, Héctor Arrieta, explicó que además de rechazar el desalojo, la movilización tiene como objetivo convocar a una mesa de diálogo al Gobierno porteño y nacional para buscar una solución al “drama de la falta de una vivienda digna”. Nación había transferido de forma inconclusa a la Ciudad la posesión de las tierras.

“Somos todos vecinos de la misma villa 21-24 que no pudimos seguir pagando lo que nos piden para alquilar una casilla. Estamos peleando por un derecho, un reclamo que lleva décadas en Argentina. Necesitamos un pedazo de tierra y poder tener una vivienda digna”, señaló a la prensa Arrieta.

Esta situación llegó a la Legislatura porteña. El bloque Frente de Izquierda presentó este proyecto de Declaración: “La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su preocupación frente a la amenaza de desalojo de 110 familias que se encuentran reclamando por el acceso a la vivienda en la Villa 21-24”.

“Desde el día viernes 27 de agosto, la policía de la Ciudad y la policía Federal han rodeado y mantienen prisioneras sin agua y alimentos a 110 familias que reclaman vivienda en un predio abandonado de 600 metros cuadrados lleno de charcos y pozos. El gobierno de la ciudad no ha dado una solución habitacional a las familias que están con chicos y jubilados que hoy en día se encuentran reclamando un derecho básico que afecta cada mes a más personas, produciendo que queden en la calle. La ocupación de un terreno descampado para tener un techo donde dormir y no quedar a la intemperie es el último recurso al que se ven obligados. Es necesario que esta legislatura exprese su preocupación por el posible desalojo y represión que se está preparando y exija una solución habitacional definitiva para estás familias”, fundamenta el pedido.