FECOBA contra las nuevas medidas de cuarentena: “implicará serias consecuencias económicas”

El presidente de la entidad, Fabián Castillo, pidió “buscar herramientas creativas superadoras y no soluciones de fácil cumplimiento que implican decretar la muerte de las pymes de la Ciudad”.

La decisión del Gobierno porteño de “retomar la estrategia del cierre de comercios” en varias zonas de la CABA “implica un serio retroceso en términos de recuperación de la actividad y presupone una aceleración en el proceso de quebranto que atraviesa el sector”, sostuvo hoy la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA).

“La situación cuasi terminal del comercio de barrio se ve desde hoy nuevamente afectada a raíz de la decisión de restringir la actividad en los principales centros y arterias comerciales de la Ciudad”, expresaron las autoridades de la entidad mediante un comunicado.

La medida terminará por acelerar “una ola de despidos y quiebras en el sector de la que no se tenga precedente”, añade el parte.

“El comerciante hizo muchos esfuerzos por adecuar su negocio a los protocolos, garantizó el distanciamiento social y respetó las medidas sanitarias. No es responsabilidad de los comercios si la circulación de personas en calles y avenidas aumenta. Creemos que es imprescindible que las medidas se tomen al cabo de un trabajo conjunto entre el gobierno y los propios comerciantes”, afirmó el presidente de FECOBA, Fabián Castillo.

Castillo sostuvo que “es necesario buscar herramientas creativas superadoras y no soluciones de fácil cumplimiento que implican decretar la muerte de las pymes de la Ciudad”.

Al mismo tiempo, FECOBA afirmó que “los comercios establecidos en las principales arterias son los que pueden facturar y movilizar más la economía de la ciudad, con miles de familias que dependen de ellos”.

“Si los vecinos salen de sus casas y en lugar de ir a comprar lo que necesitan aprovechan para pasear, reunirse en esquinas a conversar, lo que falla es la responsabilidad ciudadana. La culpa no la tiene el comerciante. De hecho, sí el problema fueran los comercios, deberíamos estar vendiendo todo el día y apenas llegamos a facturar el 30 por ciento”, advirtió Castillo al tiempo que recordó que “hasta ahora el sector no ha recibido ningún incentivo que le permita paliar esta situación”.

“Para cuando se decida retomar la actividad, entre el 25 y el 35 por ciento de los comercios habrá desaparecido, dejando un tendal de desocupados y habiendo desfinanciado al Estado por la imposibilidad de pagar los impuestos. Hace 70 días que la mayoría de los locales están cerrados y lo que está en juego es la subsistencia”, subrayó Castillo.

Desde FECOBA resaltaron, por último, que “no se trata de cuestionar las decisiones sanitarias ni de dejar de comprometerse en la lucha contra el coronavirus sino de sostener al sector que más empleo genera y más impuestos paga así como tomar decisiones lógicas escuchando a sus protagonistas”.