Flores: manteros bloquearon las vías Sarmiento en rechazo a desalojos de la avenida Avellaneda

La semana pasada 2.000 puestos fueron levantados de la vía pública en el marco de un megaoperativo impulsado por el GCBA.

Este miércoles por la mañana un grupo de manteros se tiró a las vías del tren Sarmiento a la altura del paso a nivel de la avenida Nazca, entre Yerbal y Bacacay, en Flores (Comuna 7). Fue para repudiar los operativos de la Policía de la Ciudad para desalojarlos de la vía pública. Luego trasladaron la protesta a la avenida Avellaneda.

Cerca del mediodía el servicio del tren Sarmiento ya estaba restablecido, uniendo sus cabeceras (Moreno – Once) sin inconvenientes.

La avenida Avellaneda, a pocas cuadras de las vías, es uno de los nodos con mayor presencia de manteros en la Ciudad de Buenos Aires. La semana pasada, la Policía de la Ciudad y otros entes estatales porteños como la Agencia Gubernamental de Control (AGC) hicieron un operativo para impedir el trabajo de más de 2.000 puesteros y vendedores ambulantes de la zona. En noviembre hubo otro operativo de relevancia, que terminó en incidentes y represión.

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) manifestó su apoyo al desalojo de los manteros: “La venta ilegal tiene un rostro indigno, ya que detrás de un vendedor ilegal que trabaja sobre una manta, hay una organización mafiosa que se aprovecha de su necesidad de trabajar para explotarlo bajo sistemas de trabajo esclavo y trata de personas”.

El antecedente fue la víspera de la navidad, donde miles de manteros se instalaron sobre la calle Bogotá, convertida transitoriamente en peatonal, generando grandes aglomeraciones de comerciantes y compradores.

Desde el Gobierno porteño dialogan con representantes de los manteros y les ofrecen la posibilidad de mudarlos de la vía pública a galpones y paseos feriales. Sin embargo, por el momento los puesteros rechazan esta alternativa.

En el verano de 2017 el Gobierno porteño expulsó a los manteros de la avenida Pueyrredón en Once (Comuna 3), donde había carpas y puestos las 24 horas. Luego de hablar con varios manteros, estos accedieron a mudarse a dos paseos feriales en torno a la Plaza Miserere (Rivadavia y Pueyrredón).

De todos modos, la actividad de los manteros en la vía pública continúa, en particular sobre la avenida Corrientes.