Harán un “pañuelazo” por el aborto legal, seguro y gratuito frente al Congreso

La convocatoria es para el próximo lunes. Es porque se presentará por séptima vez un proyecto de Ley para la interrupción voluntaria del embarazo.

La convocatoria es para el próximo lunes. Es porque se presentará por séptima vez un proyecto de Ley para la interrupción voluntaria del embarazo.

Miembros de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito informaron que el próximo lunes harán por la tarde un “Pañuelazo” frente al Congreso de la Nación. Es una acción para visibilizar que en marzo referentes sociales y políticos volverán a presentar, por séptima vez, un proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo.

En el encuentro en que se confirmó la protesta frente al Congreso estuvieron presentes las diputadas nacionales Nathalia González Seligra (PTS); Romina Del Pla (Partido Obrero); Mayra Mendoza y Mónica Macha (Unidad Ciudadana); y la radical Lorena Matzen (Cambiemos).

El primer proyecto de aborto legal que ingresó en el Congreso data de 1937. El último fue el 30 de junio de 2016. En diciembre pasado perdió estado parlamentario. Por eso la nueva presentación.

“El aborto es una práctica milenaria y seguirá existiendo. En Argentina, están las que pueden costear un aborto privado, clandestino y seguro y las que no pueden pagarlo y se arriesgan a perder la vida”, enfatizó Macha en diálogo con FM La Patriada.

La exdiputada nacional Juliana Di Tullio afirmó que “la sociedad está recontra madura para tratar el tema del aborto legar seguro y gratuito”. “Tenés presiones de médicos, clínicas pero el actor político, social más importante e impactante para diputados y diputadas de todos los sectores es la Iglesia católica. Yo lo había visto funcionar muchas veces, incluso en el recinto”, lamentó.

En la Ciudad de Buenos Aires hay un protocolo de aborto no punible acorde con el fallo de la Corte Suprema de 2012, en base al artículo 86 del Código Penal: que el aborto es legal si la mujer fue violada o su salud o su vida corren riesgo.

En el primer semestre de 2017 se entregó la medicación necesaria para 1.000 interrupciones legales de embarazo. En 2016 hubo 563 interrupciones. En 2015 fueron menos de 150 y en 2014 hubo menos de 100.