Harán un “Parrillazo” en el Obelisco contra la prohibición de vender choripanes frente a estadios los días de partido

Se hará este jueves al mediodía y convoca la CTEP. Ciudad aduce que es por motivos de seguridad.

Este jueves al mediodía, la Organización de Vendedores en Eventos Masivos (OVEM) realizará un “Parrillazo” al pie del Obelisco (Corrientes y 9 de Julio, Comuna 1) lanzando la campaña #SiAlChoripán donde se repartirán choripanes para repudiar la prohibición aplicada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de instalar puestos callejeros en las inmediaciones de estadios durante los días y horarios de eventos deportivos.

El referente Pablo Dorigo expresó: “Estamos totalmente en contra de esta medida de Horacio Rodríguez Larreta porque somos los principales damnificados. Hay un grupo de compañeros, más de 200 familias que trabajan en las canchas y ya venían organizándose para lograr la regularización de nuestra actividad. Además de atentar contra la fuente de ingresos de muchos compañeros y compañeras, esto elimina una costumbre que es parte de la cultura popular”.

La OVEM integra la Rama de Vendedores y Artistas en Espacios Públicos de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). El pasado fin de semana se jugó una nueva fecha de la Superliga y los trabajadores de la CTEP estuvieron en las inmediaciones del Nuevo Gasómetro de Flores (Comuna 7) y La Bombonera (Comuna 4) para juntar firmas a favor de regularizar la actividad, consignó ANSOL.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohíbe que haya parrillas callejeras que vendan choripanes, hamburguesas y demás comidas en las inmediaciones de los estadios deportivos los días que haya partido.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público es el responsable de no renovar permisos a parrillas y carritos (sólo había nueve autorizados) y denegar nuevos “para la elaboración y expendio de productos alimenticios en las inmediaciones de los estadios de fútbol de la Ciudad en los días y horarios en que se lleven a cabo eventos deportivos”.

Desde el ministerio dirigido por Eduardo Macchiavelli indican: “Con el objetivo de regularizar el entorno deportivo y garantizar la seguridad, se suspendieron -por disposición- las inscripciones y el otorgamiento de permisos para la ubicación de puestos de comida (parrillas) durante “eventos deportivos”.

Esta acción de Ambiente y Espacio Público responde a un pedido de la subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño. Había pedido la reconsideración de los permisos vigentes: “Esto en línea con la implementación de estrategias generales respecto de las condiciones de seguridad en el marco de eventos futbolísticos en la Ciudad”.

Había nueve parrillas legales en funcionamiento. Cuatro había pedido renovar el permiso, pero Ciudad lo denegó. Tres tenían el permiso vencido y no solicitaron su renovación. Una tenía el permiso vigente, pero fuentes oficiales se lo anularon por motivos de “seguridad”.

El responsable de la novena parrilla obtuvo una medida cautelar a su favor. Puede vender en la calle, pero debe hacerlo a 1.000 metros de cualquier estadio en días de partido.