Hasta el momento Ciudad no dará el bono de $5.000 a estatales porteños

El sindicato SUTECBA lo reclama “ya que las necesidades apremian por igual”.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hasta el momento no tiene previsto pagar el bono de $5.000 por fin de año para los trabajadores estatales.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (SUTECBA) lo reclamó a través de su secretario general, Amadeo Genta.

Genta llamó, a través de la Confederación de Obreros y Empleados Municipales (COEMA) que también preside, a “poner en movimiento todos los resortes necesarios” para lograr esta pretensión, informó El Cronista.

Genta dijo que “el bono debe hacerse efectivo para todos los trabajadores municipales y del Estado en su conjunto ya que las necesidades apremian por igual”.

El Gobierno porteño sostiene que hasta el momento no habrá nuevos aumentos paritarios. Otorgó una suba del 30% hasta diciembre, luego de plantear a comienzos de año un 15% y ceder paulatinamente frente a la  escalada de precios.

El Poder Ejecutivo porteño pidió incrementar los gastos por $23.000.000.000, de los cuales $6.127.000.000 fueron para sueldos; en octubre, demandó otros $7.000.000.000, del cual $3.803.900.000 fueron para haberes, y la semana pasada remitió otro proyecto para sumar permisos para gastos por $1.500.000.000 más.

Este martes se publicó en el Boletín Oficial el decreto de necesidad y urgencia que establece el pago de un bono de fin de año fijado por el Gobierno nacional para el sector privado, consensuado con empresarios y la CGT.

El Decreto 1043/2018 estableció “a partir del 1° de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del Sector Privado, que ascenderá” a $5.000.

Entre los considerados, se expuso que las últimas mediciones del INDEC dan cuenta de un “impacto socio-económico” por el que “resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes para que, con la celeridad del caso, se mantengan los estándares adquisitivos de las remuneraciones que han sido considerados por las partes colectivas al momento de celebrar los citados acuerdos”.

El 50% se pagará con los salarios de noviembre, “pagaderos en el mes de diciembre de 2018” y la otra mitad con los sueldos de enero, lo que llegará a los trabajadores en febrero.

Cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, “los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable o, supletoriamente” según las normas vigentes.

Las “actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva” podrán “adecuar la implementación” de los “plazos y montos” del bono. Los sectores que acordaron un aumento adicional que compense el aumento de la inflación, según sus convenios colectivos de trabajo, podrán pagar el bono a cuenta de ese incremento “salvo que acuerden expresamente su no absorción”.

Empresarios y gremios podrán establecer que las sumas del bono “se computen hasta dicho monto, a cuenta de las sumas que pacten en concepto de revisión salarial de la pauta correspondiente a la negociación colectiva del año 2018”. “Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1° de enero de 2018, podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación establecida” en el decreto, se indicó.