Hospital Ramos Mejía: indignación de vecinas del Barrio 21-24 porque aislaron a niños con posible coronavirus con casos confirmados

Llegaron al hospital de Balvanera luego de haber sido rechazados en otros tantos.

Este martes por la noche un grupo de vecinas de la Villa 21 -24 de Barracas (Comuna 4) protestó dentro del Hospital Ramos Mejía (Urquiza y México). Vecinas protestaron por las condiciones en que atendían a pacientes sospechosos de tener coronavirus. En una misma sala alojaron a un niño confirmado junto a otros que estaban en observación.

A la par de los reclamos dentro del hospital, otras vecinas de la Villa 21-24 protestaron frente a la Casa de la Cultura en Barracas (Iriarte 3500).

La Junta Vecinal del Barrio 21 -24 denunció este martes por la noche: “Reclamamos Responsabilidad y respuesta al gobierno de la ciudad, que se tomen medidas urgentes en las villas! Desde el Comite de Emergencia y la Junta Vecinal de la Villa 21/24 de Barracas denunciamos con preocupación la crisis sanitaria y social que vivimos en nuestro barrio”.

“Tras la catástrofe que viven los vecinos y vecinas de la 31 y del Barrio Ricciardelli y exigimos que el gobierno de la ciudad de una respuesta que cuide a la población de nuestro barrio! Esta semana comenzó el operativo detectar en la villa 21/24 con numerosas irregularidades. En estos momentos tenemos en el Hospital Ramos Mejia vecinos con COVID 19 confirmado en la misma sala donde hay vecinos que no lo tienen.No hay protocolo, no hay respuesta y hay mucho miedo. Vecinos que debieron esperar todo el día ser atendidos, personas con COVID 19 y contactos estrechos en el mismo espacio, personas con síntomas a las que las llevaron a recorrer hospitales y no las reciben, familias sin barbijo, poca información. Lo que pasa en los barrios populares es muestra de desidia y abandono.

“El aumento exponencial de casos de coronavirus está vinculado a la falta de prevencion y de políticas públicas. Por eso, le exigimos a Larreta que retrotraiga las ultimas medidas de la cuarentena.en los barrios populares ya que el aumento de casos no se detiene y la situación esta fuera de control. Al coronavirus hay que el hacinamiento de las viviendas y el aumento de contagios se suman en los Barrios populares las enfermedades crónicas de gran parte de nuestros vecinos por la falta de urbanización histórica y la falta de agua.

Desde el 6 de marzo, las organizaciones del barrio junto a la parroquia Caacupe, estamos llevando adelante medidas de prevención y relevamiento de la poblacion de riesgo”.

“Sin el compromiso de los vecinos la situacion seria mucho más grave porque el Estado brilló por su ausencia. Reclamamos que el programa DetecTar se lleve adelante con responsabilidad, generando grupos de promotoras de salud que salgan a buscar vecinos y vecinas que puedan estar manifestando síntomas y así poder aislarlos, un punto detección con profesionales de la salud. En los barrios hay cuidados, hay organización y hay solidaridad. Falta el Estado que parece que nuevamente abandona a los más pobres a su.suerte”.

“Hasta ayer teníamos 41 casos positivos pero ahora no sabemos cuántos son. Queremos que nos escuchen y que no pase lo de la 31. No nos dan insumos de limpieza, es un verdadero maltrato”, denunció Flavia Romero, miembro de la Junta Vecinal de la villa.

Ante lo sucedido, desde la red de vecinos por la Manzana 66 expuso: “Pediatría desbordada en el Ramos Mejia, malas condiciones para los trabajadores y para los vecinos, hay personal aislado por contagio, traen gente de otras comunas y el hospital desborda. Exigimos al GCABA mas personal para el Ramos”.

El legislador porteño por el Frente de Todos Santiago Roberto dijo: “Vemos con mucha preocupación las imágenes que se conocieron del Hospital Ramos Mejía, donde no se ve ningún protocolo sanitario como asegura el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Las personas estan hacinadas en habitaciones sucias.‬ Sin distanciamiento social y en condiciones no aptas de higiene y salubridad. Esto sufren los vecinos y vecinas de la villa 21.24 sospechados de tener de coronavirus.‬ Es ‪una vergüenza que para el Gobierno porteño haya ciudadanos de primera y de segunda”.

El presidente de la Junta Comunal 4 (La Boca, Barracas, Nueva Pompeya, Parque Patricios) Ignacio Álvarez dijo: “En estas condiciones tienen a las personas sospechosas de coronavirus del Plan DetectAR en la 21-24. Hacinados en habitaciones sucias y sin información. Es vergonzoso e inhumano el trato que reciben del Gobierno porteño. Hay que resolverlo de manera urgente”.

“Después de los testeos, a la espera del resultado, los aíslan en la Casa de la Cultura en el barrio 21-24 y por la noche los llevan a hospitales donde no los quieren recibir y los hacinan y destratan sin darle ninguna explicación. Todo esto con niños pequeños”, dijo el funcionario.

“No solo es humillante, sino también peligroso para quienes eran negativos. Además, no brindan información de donde aíslan a los que resultan positivos ni siquiera a sus familias. Esto no puede seguir así. Necesitamos que alguien dé explicaciones”.

“Por si fuera poco, mientras en los barrios del norte trasladan a las personas sospechosas en ambulancias del SAME, en el sur los amontonan como ganado en colectivos. No podemos permitir que siga habiendo ciudadanos de primera y de segunda”, concluyó el presidente de la Junta Comunal 4.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, en la Ciudad de Buenos Aires se registraron 4130 contagios (residentes y no residentes), 1139 altas y 150 muertes. De ese número, hubo 1410 contagios en barrios vulnerables, donde hubo 337 altas y 12 muertes.