Hubo 43 secuestros extorsivos desde el 20 de marzo de 2020, ocho en la Ciudad de Buenos Aires

Son los casos contabilizados desde el inicio del primer Aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus.

Tres secuestros extorsivos se registraron durante mayo último en todo el país, donde en lo que va del año suman 12 los hechos de ese tipo denunciados, informó hoy la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese).

Según el último parte mensual difundido por la fiscalía, en enero hubo cinco secuestros, uno en febrero, tres en marzo, en abril no hubo ningún caso –algo que sucedió por primera vez desde 2015-, y los tres de mayo, por lo que totalizan 12 los hechos en los primeros cinco meses del año.

El reporte de la Ufese, que está encabezada por el fiscal federal Santiago Marquevich, también revela que este 2021 registra el promedio mensual de secuestros más bajo de los últimos seis años, ya que en lo que va de 2021 hubo un promedio de 2,4 hechos por mes, cuando en 2020 fueron 4,08 y la cifra más alta fue en 2015, cuando llegó a haber 24,5 delitos de este tipo cada 30 días.

Asimismo, el informe tiene contabilizados 43 secuestros extorsivos en cuarentena desde que el 20 de marzo del año pasado comenzaron a regir los decretos del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) o los del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo), de los cuales 28 casos ocurrieron en el conurbano bonaerense, ocho en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los siete restantes en el interior del país.

Respecto al detalle del último mes, de los tres hechos, dos son de la provincia de Buenos Aires –uno en la ciudad de Necochea y el otro en el partido de Esteban Echeverría-, y el restante ocurrió en la de Mendoza, en la localidad de Guaymallén.

Los tres hechos tuvieron a una sola víctima en cautiverio, en todos los casos fue un hombre y además, todos terminaron liberados sin que se llegara a pagar el rescate exigido.

En cuanto a la duración del secuestro, en dos de los casos las víctimas estuvieron más de tres horas cautivas, y en el otro el hecho duró entre una y tres horas.

Dos de los secuestros ocurrieron el viernes 14 y el restante el lunes 17 de mayo, y en dos de los casos la captura se dio en la franja horaria de 12 a 18 y el tercero de 18 a 0.

En dos de los hechos, la banda estaba conformada por tres o más secuestradores, y en el restante hubo menos de tres captores.

En tanto, en uno de los secuestros la víctima circulaba en un auto de gama media al momento de la captura; en otro, en uno de gama baja; y en el restante, iba a pie.

Por último, la distancia entre el lugar de secuestro y el de la liberación de la víctima fue menor a los 10 kilómetros en dos de los casos, mientras que en el otro fue superior.

De acuerdo con los datos aportados por la fiscalía especializada -que recopila la información de todas las fiscalías federales del país que intervienen en estos hechos-, en todo 2015 hubo 294 secuestros; en 2016, fueron 227; en 2017, 185; en 2018, 111; en 2019, 44 y en 2020 se reportaron 49.