Inició la restauración del Obelisco, que en mayo cumplirá 85 años

Los trabajos destacados consisten en aplicar 308 de litros de pintura sobre este monumento. Además, se restaurarán las rejas que lo rodean a través de un tratamiento especial.

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad de Buenos Aires informó que este sábado inició la restauración del Obelisco, ubicado en el cruce de las avenidas Corrientes y 9 de Julio (Comuna 1). Los trabajos se extenderán hasta fines de abril. El 23 de mayo este ícono porteño cumple 85 años.

Los trabajos van a ser realizados por la Cámara de Empresarios Pintores y Restauraciones Afines de la República Argentina (CEPRARA), bajo la supervisión del GCBA. Es la novena vez que esta entidad pinta el Obelisco.

Fuentes oficiales precisan que los trabajos destacados consisten en aplicar 308 de litros de pintura sobre este monumento. Además, se restaurarán las rejas que lo rodean a través de un tratamiento especial (decapado) para poner en valor el material original de las mismas (metal).

“Es importante recuperar el esplendor de uno de los grandes símbolos de la Ciudad que en mayo cumple 85 años. Durante casi dos meses vamos a estar realizando tareas de mantenimiento y pintura en el ícono de la Ciudad y patrimonio de nuestro paisaje urbano”, expresó la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana Clara Muzzio.

Este sábado, un grupo de operarios en altura hidrolavó la superficie del Obelisco para eliminar residuos. El paso siguiente es quitar vegetación y revoque mal adherido.

Noticias relacionadas

El proceso para colocar la pintura nueva consta de tres etapas: “Se realiza una primera mano que incluye un porcentaje de pintura antigraffiti, un material que protege la superficie de futuras manchas, de fácil lavado y resistente a los cambios de clima. Se deberá esperar un lapso de tiempo de siete días corridos para su secado. Se realizará una segunda mano. En las caras del Obelisco se usará látex acrílico (pintura color Piedra París) Y en la totalidad del escudo se aplica una pintura esmalte. Como tercera, y última mano, se aplica una laca a modo de protección en las letras bajo relieve”.

Sobre el proceso en las rejas: “Se realiza un tratamiento (decapado) para remover el material actual y así llegar al metal puro de las rejas. Luego, se aplican 4 manos en total para proteger la estructura de las rejas: dos manos de convertidor de óxido y dos manos de esmalte sintético, color (aún no definido)”.

Desde el Gobierno porteño recuerdan que el Obelisco fue construido en 60 días, gracias al trabajo de 157 operarios. Fue ideado por el arquitecto Alberto Prebisch.

Se ubica en el lugar donde fue izada por primera vez la bandera nacional en la CABA. Allí también estuvo emplazada la iglesia San Nicolás de Bari (que da nombre al barrio, más allá de que en el presente se lo llame microcentro).

En cuanto a su estructura, se señala que tiene una única puerta de entrada (mirando hacia la Avenida Corrientes en dirección oeste), detrás de la cual hay una escalera marinera de 206 escalones con siete descansos que lleva a la cúspide. Además, cuenta con un mirador con cuatro ventanas, que son visibles desde la calle, con una gran vista de la Plaza República y el resto de la Ciudad.