Instalan lactarios en dependencias públicas porteñas

Habrá al menos uno por edifico gubernamental.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires construirá lactarios en dependencias públicas porteñas, informó el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte local. Se invertirán para ello $2.000.000.

“La presente licitación tiene como objetivo la adecuación, refacción y/u obra nueva en edificios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el marco del proyecto de incorporación de al menos un lactario por edificio”, explican fuentes oficiales.

“La obra contempla una construcción rápida y eficiente. Se realizarán nuevas instalaciones eléctricas, cloacales y de aire acondicionado, en conjunto con todo el mobiliario y equipamiento pertinente para la correcta puesta en funcionamiento de los usos requeridos. – Se implementará la puesta en valor de los espacios destinados a lactario (hoy no operativos) en edificios que ya cuenten con uno, y se re-adecuará la señalética para que sea acorde a los estándares gubernamentales”, añaden.

A fines del año pasado, el Gobierno porteño inauguró el lactario del Registro Civil, en el tercer piso del edificio de la calle Uruguay 753. El mismo cuenta con un espacio exclusivo para amamantar o extraer leche y otro sector para cambiar al bebe de ser necesario y heladeras para conservar la leche hasta la hora de su salida.

Durante este año, en conjunto con el programa Lactarios y Lactancia Materna dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y la Subcomisión de Lactancia Materna de la Sociedad Argentina de Pediatría, se dictaron cursos para todo el personal. Con diferentes temáticas como “Lactancia Beneficios y Consejos”, “La importancia de la primera hora tras el parto”, “Prevención de Infecciones”,” El papel del padre en la lactancia”.

Fuentes oficiales dicen sobre los lactarios: “Este servicio es importante porque es un medio para la continuidad de la lactancia materna de las mujeres que se reincorporan al trabajo luego de su licencia. De esta manera se posibilita la conciliación entre la vida familiar y el trabajo, puesto que a través del lactario institucional tanto el hogar como el ámbito de trabajo constituyen espacios para el ejercicio de su derecho al ejercicio de la lactancia, respondiendo a su vez al interés superior del niño, al desarrollo pleno de la mujer y al fortalecimiento de la familia”.