Noticias de Buenos Aires

Investigan un presunto caso de gatillo fácil en el barrio de Barracas

Adríah Otero, un bombero de la Policía de la Ciudad, fue detenido y será indagado este lunes, acusado por el presunto homicidio de Cristian Toledo Medina. Según denuncian allegados a la víctima, Toledo fue víctima de un nuevo caso de gatillo fácil por parte de las fuerzas de seguridad.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, cuando el oficial del cuerpo de bomberos de la Policía de la Ciudad creyó que iban a asaltarlo, bajó de su auto y comenzó a disparar contra Toledo y dos amigos que lo acompañaban “a quemarropas”, según denunció el Padre Toto, párroco de la iglesia Caacupé y referente del asentamiento del sur porteño, en declaraciones a La García.

En tanto, el juez de Instrucción 11 de la CABA, Pablo Raúl Ormaechea, ordenó excarcelar a Carlos Gavilán, de 23 años, y a Jorge Daniel Nadalich, de 24, ambos amigos de Toledo Medina, ya que ninguno de los dos cuenta con antecedentes penales. Tanto Gavilán como Nadalich seguirán imputados por “tentativa de robo” al oficial Adrián Otero. según informa el sitio Nueva Ciudad.

Cómo ocurrieron los hechos

El episodio tuvo lugar a las 7:50 del sábado, cuando Toledo Medina se trasladaba en un Alfa Romeo de 10 años de antigüedad, acompañado por Gavilán y Nadalich, ambos residentes en la villa 21-24. Según el relato del bombero, en la esquina de Velez Sarsfield y Australia, el joven bajó del auto y con una piedra comenzó a golpearle el vidrio del auto.

Ante hecho Otero creyó que se trataba de un intento de robo, se identificó como oficial y el joven huyó. El bombero comenzó a dispararle al Alfa Romeo mientras escapaba hasta que éste chocó en la ochava de la esquina de Velez Sarsfield y Santo Domingo. Cuando llegaron los efectivos de la Comisaría 30, Toledo Medina estaba muerto dentro del vehículo. Los familiares del joven asesinado se concentraron fuera de la Comisaría para evitar que se instale la idea de un enfrentamiento, ya que Toledo Medina no estaba armado, y denunciaron un nuevo caso de gatillo fácil.

Luciano Ortíz Almonacid, abogado de la familia de la víctima, dijo en declaraciones a Télam que el efectivo de seguridad pudo haber provocado “más muertos ya que protagonizó una cacería al efectuar ocho disparos por una avenida concurrida”.

Tu calificación nos ayuda a mejorar: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…