Juntos por el Cambio se compromete a recuperar el Cine El Plata, aunque ya existe una intimación judicial al respecto

La sala está vacía desde 2015, tras una fallida licitación pública de puesta en valor.

La semana pasada el partido de Gobierno Juntos por el Cambio presentó una plataforma con más de 300 propuestas para los 48 barrios porteños. Entre ellas anuncia la reapertura del Cine El Plata de Mataderos (Juan Bautista Alberdi 5765, Comuna 9). Sin embargo, desde mediados de este año hay una orden judicial para que ello se realice.

Este es el compromiso oficial: “Sabemos que uno de los grandes íconos de la cultura es el cine “El Plata”. Por eso, nos comprometemos a mejorarlo y a ponerlo nuevamente en funcionamiento. Vamos a seguir trabajando para que todos los vecinos disfrutemos de la cultura y de este símbolo del barrio”.

Este año la Justicia porteña intimó al Poder Ejecutivo a que presente un plan para concluir las obras en el cine antes del 29 de mayo, bajo apercibimiento de aplicarle una multa en caso de incumplimiento.

Fue la primera vez que sucede desde que existe la causa, que cuenta con un fallo del 2013 que obliga a convertir al cine de Mataderos en centro cultural.

Desde la Coordinadora en defensa del Cine El Plata expresaron: “No esperábamos que esta resolución del juez estuviera tan rápido, pese a lo burdo del descargo del gobierno. Ahora esperamos que el fallo se cumpla sin dilación”.

Según el último relevamiento oficial de la Dirección General de Infraestructura Social porteña, la obra de remodelación está terminada en un 82%. Para los vecinos el avance es menor.

Fue adquirido por el Estado porteño en 2005. En 2011 hubo una primera etapa de reformas y fueron inauguradas dos microsalas. Estuvieron activas hasta 2013. En la segunda etapa se licitaron obras por $25.000.000 y se las adjudicaron a Teximco SA, que cobró $20.000.000, no terminó la obra y abandonó el trabajo. En abril de 2015 reabrieron de nuevo dos salas que estuvieron hasta diciembre. Desde entonces el lugar está vacío.

“El deterioro de lo ya hecho se puede ver claramente pasando por la puerta del cine. Se nota hasta en la fachada”, deslizó a Página/12 Walter Ordoñez, uno de sus referentes.