La Auditoría porteña alerta que la Ley de Educación Sexual se incumple en la mayoría de las escuelas de Ciudad

Tras un estudio se concluyó que en el 82% de las primarias no hubo capacitaciones adecuadas.

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires hizo un informe y concluyó que, a 12 años de sancionada la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), su aplicación es mínima en establecimientos porteños. Por caso, el 82 % de los docentes de nivel primario no había recibido capacitación alguna.

La auditora general Mariela Coletta (Evolución) expresó sobre este estudio: “Propuse esta auditoría porque a más de una década de haber sido sancionada la Ley de ESI era importante saber cómo se estaba aplicando en nuestras escuelas, y los resultados no son para nada buenos. Nuestro informe deja muy claro que la educación sexual para el Ministerio de Educación no es una prioridad”.

Según indagó la Auditoría, en el 17,39% de los casos se incorporaron contenidos de Educación Sexual Integral en las Planificaciones de Ciencias Sociales de sexto grado.

El 43,47% de las escuelas elaboraron algún plan de ESI, pero el 56,52% no se dispuso de ningún proyecto institucional. “Si lo analizamos presupuestariamente, la ESI no es una prioridad para el gobierno porteño. No hay material didáctico actualizado ni se realizaron los talleres que la ley dispone. Es indignante oír a muchos oponerse al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo argumentando, entre otras cosas, con la Educación Sexual Integral porque cuando tuvieron responsabilidades institucionales hicieron poco y nada para cumplir con la ley”, dijo Coletta.

El informe arroja que en el nivel Medio, sólo uno de cada tres docentes  recibió capacitación durante 2016 (34,62%).

Señalan que no existe una autoridad de aplicación sobre ESI en la estructura funcional del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad, a cargo de Soledad Acuña.

“Estamos frente a un momento histórico. Hay una generación con demandas muy concretas respecto de sus derechos sexuales y reproductivos y el Estado no puede hacerse el distraído. Es probable que haya que pensar en modificar y actualizar la ley de ESI, pero sería muy bueno comenzar a cumplir la que tenemos”, concluyó la auditoria responsable de este estudio.