Cierre postergado: la bajada de la Autopista Illia hacia Libertador seguirá abierta “por tiempo indeterminado”

Se había anunciado su cierre para el inicio de esta semana.

Se había anunciado su cierre para el inicio de esta semana.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que, pese a que estaba anunciado su cierre para el inicio de esta semana, la bajada de la Autopista Illia hacia Libertador seguirá abierta “por tiempo indeterminado”.

Está ubicada a la altura de la calle Montevideo y descomprimía el ingreso de autos desde Zona Norte hacia la avenida 9 de Julio. Es un tramo de 350 metros de extensión. Se la quería cerrar para hacer la nueva traza de la Illia, que repercutirá en la urbanización de la Villa 31 (Retiro, Comuna 1).

La administración porteña dijo que puede seguir con varias obras urbanas con la bajada de avenida del Libertador en funcionamiento.

Esta bajada es utilizada por el 15% de los vehículos que transitan por la autopista. Cuando cierre, los autos podrán ingresar al microcentro por la avenida 9 de Julio.

La obra en curso implica hacer una nueva vía rápida entre la avenida 9 de Julio y el peaje de Retiro, que no tendrá reformas. Este tramo es de 1.900 metros. Tendrá un sector a nivel y otro elevado, con siete carriles: tres hacia la Provincia y cuatro rumbo al Centro.

Se sumarán tres accesos desde Carlos Pellegrini, del Libertador y Callao, y cuatro bajadas en Rodríguez Peña, Callao, Libertad y Cerrito.

La bajada de la Autopista Illia hacia Libertador fue inaugurada en junio de 2015 por el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, junto a la actual vicepresidenta, Gabriela Michetti.