La Cámpora se solidarizó con el Partido Obrero por el caso de los explosivos frente a la PFA

La agrupación kirchnnerista sostuvo que "El Gobierno Nacional intenta instalar la idea de un enemigo interno". Ayer, dos artefactos explosivos fueron dejados frente al Departamento Central de la Policía Federal, en la ciudad de Buenos Aires, junto a una nota que adjudica el hecho al PO.

La agrupación kirchnnerista sostuvo que “El Gobierno Nacional intenta instalar la idea de un enemigo interno”. Ayer, dos artefactos explosivos fueron dejados frente al Departamento Central de la Policía Federal, en la ciudad de Buenos Aires, junto a una nota que adjudica el hecho al PO.

Este viernes por la tarde la Policía de la Ciudad detonó dos artefactos explosivos que fueron dejados por desconocidos frente al Departamento Central de la Policía Federal Argentina, ubicado en el barrio porteño de Monserrat (Comuna 1).

Según fuertes versiones no desmentidas, junto con el artefacto explosivo -detectado por un bombero de civil que sintió olor a pólvora debajo de un rodado- se halló un panfleto donde se exigía la libertad de los detenidos durante los protestas contra la reforma previsional. El escrito anónimo fue adjudicado al Partido Obrero (PO).

Rápidamente se cortó el tránsito y llegó al lugar personal de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal, que hizo una detonación controlada de los artefactos.

Al respecto, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich dijo que “La violencia política es un camino que la ciudadanía repudia, contrario a una Argentina con diálogo y respeto”y, mediante un mensaje a través de las redes sociales, aseguró que “Los responsables de atentar contra las instituciones pagarán por sus actos”.

Desde esa fuerza, el legislador porteño Marcelo Ramal sostuvo que “Están armando una burda y mentirosa provocación contra el Partido Obrero, para ensuciar la lucha por la libertad de los presos y a todos los que luchan contra el ajuste”.

José Cruz Campagnoli, exlegislador porteño y referente de Nuevo Encuentro, expresó que “Las bombas frente al Dpto de Policia Federal son una maniobra berreta de los servicios de inteligencia y/o de Patricia Bullrich para generar enemigos internos. Cuanto mas fragiles estan, mas peligrosos se ponen. Solidaridad con los militantes del PO burdamente acusados”.

Este sábado, el espacio liderado por Máximo Kirchner se sumó de manera orgánica a los que se solidarizaron con la fuerza integrante del Frente de Izquierda. “El Gobierno de Macri necesita encontrar en estas organizaciones una figura de enemigo interno que permita deslegitimar el reclamo popular y demonizar a todas las protestas sociales. Esto ya lo hemos vivido. Hoy le toca el turno de esa demonización al Partido Obrero, que es objeto de una burda operación organizada por la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y su viceministro, Eugenio Burzaco”, sostiene La Cámpora.

Lo propio hicieron desde Patria Grande, la fuerza capitalina referenciada en Itai Hagman y Elizabeth Gómez Alcorta manifestó “Nuestra solidaridad con los/as militantes y dirigentes del Partido Obrero frente a la operación burda que busca culparlos de un artefacto explosivo”.