La circulación estará registringida desde este viernes a la medianoche hasta el domingo 30 de mayo

Solo se podrá circular, con autorización, en cercanías del domicilio, y solo funcionarán los comercios esenciales. La medida se repetirá el 5 y 6 de junio.

El presidente de la Nación Alberto Fernández anunció este jueves por la noche que entre el sábado 22 y el domingo 30 de mayo habrá un confinamiento estricto de nueve días en territorios donde haya Alto riesgo o Alarma epidemiológica, tal como ocurre en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El jefe de Estado precisó que en estas zonas: “Quedan suspendidas las actividades sociales, económicas educativas, religiosas y deportivas en forma presencial. Estarán habilitados los comercios esenciales, comercios con envío a domicilio y para llevar; solo se podrá circular en las cercanías del domicilio entre las seis de la mañana y las 18 de cada día. Podrán circular personas especialmente autorizadas (trabajadores esenciales)”.

“Es una decisión que dura nueve días y solo involucra tres días hábiles (en el medio está el feriado del 25 de mayo y el restituido feriado puente del 24). Terminados estos nueve días hasta el 11 de junio se retomarán las actividades en el marco de las medidas vigentes que tenemos hasta hoy”, sumó.

“Con la firme decisión de hacerlas cumplir estrictamente debemos implementar las restricciones que correspondan a cada zona según los indicadores epidemiologicos y sanitarios”, enfatizó.

Habrá otros dos días de confinamiento estricto: “El fin de semana del 5 y 6 de junio vuelven a restringirse las actividades en las zonas mas criticas. es una medida de cuidado temporaria”.

“Este esfuerzo colectivo va a ayudar a atravesar estos meses de frío, reduciendo los contagios y la mortalidad”, destacó. Para el presidente lo que pasa es que “las reuniones sociales son los factores centrales” donde la gente se contagia.

El presidente anunció estas medidas económicas para hacer frente al cierre: Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas: comercio y otros. La inversión en este programa estará en torno a los $52.000 millones. Incremento del monto del salario complementario para las y los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000. La inversión prevista es de $6.000 millones.

Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $8.500 millones. Familias: Desde mañana viernes hasta fin de mes se inyectarán 18 mil millones de pesos en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar. Esto lo anunció el presidente el viernes 7 de mayo. Ampliación de la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años. La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes. La inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $18.100 millones y se comienza a pagar el viernes 21 de mayo.

Previo a la precisión del confinamiento por nueve días, en el mensaje Fernández introdujo: “Estamos viviendo el peor momento desde que empezó la pandemia”. “Estamos teniendo la mayor cantidad de casos y fallecidos, debemos asumir lo crítico de este tiempo y no naturalizar tanta tragedia. Hay que asumir la gravedad de este instante”.

“Debemos unirnos para superar esta catástrofe que azota a la humanidad. Debemos estar cerca del pesar de quienes han perdido seres queridos. Nos cabe el deber de ser solidario. Nadie puede salvarse solo. Hoy como nunca antes necesitamos cuidarnos para evitar todas las pérdidas que podamos”.

En un pasaje criticó al Gobierno de la Ciudad por no haber acatado los DNU y haber continuado con las clases presenciales. Para el presidente, eso hizo pensar a muchos ciudadanos que la situación no era tan grave. “Lo que pasa en la provincia y la Ciudad tarde o temprano impacta en el resto del país. Hay una sola pandemia que se expande por el  territorio”, sumó.

Criticó también que hubo territorios donde no se aplicaron las medidas de restricción, que fueron “muy relajadas” o “simplemente no existieron”. Habló de “minorías que incumplen” y que son las responsables de la propagación del virus cuando “no hay fiscalización” por parte de autoridades locales.

“Hay provincias o regiones que tienen sus sistemas al límite. El problema no se acota a determinado territorio, es muy grave y se evidencia en todo el país”, enfatizó.

En este contexto, defendió el proyecto de ley de criterios sanitarios objetivos para establecer indicadores objetivos en cuanto a cantidad de contagios en los últimos días.

Por otra parte, el Ministerio del Interior restablecerá el feriado puente del 24 de mayo. No será con fines turísticos, sino para limitar la cantidad de días laborales y hábiles, a fin de reducir la presencia en las calles.

Asimismo, se espera que cerca de las 21.30 el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, iba a encabezar una conferencia para explicar cómo se implementarán las restricciones en el territorio porteño.

El mandatario iba a estar acompañado por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; la ministra de Educación, Soledad Acuña; el ministro de Salud, Fernán Quirós; el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez; el ministro de Desarrollo Económico y Producción, José Luis Giusti, y el secretario de Seguridad, Marcelo D´Alessandro.

Ante la segunda ola de Covid-19, el Gobierno nacional estableció cuatro categorías para los partidos y departamentos, según su situación epidemiológica. Las mismas están contempladas en el proyecto de ley de criterios objetivos.

Riesgo Bajo: “La razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea inferior a 0,8. la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes, sea inferior a 50”.

Riesgo Medio: “La razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, se encuentre entre 0,8 y 1,2 y la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes, se encuentre entre 50 Y 150. uno solo de los indicadores (razón o incidencia en últimos 14 días) se encuentre en riesgo medio y el otro en riesgo alto, con excepción de aquellos casos en que la incidencia sea igual o superior a 250, en cuyo caso serán considerados de riesgo epidemiológico y sanitario alto”.

Riesgo Alto: “La razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20; y la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes, sea superior a 150. aquellos que, en los últimos 14 días hubieran estabilizado el aumento de casos, lo cual implica disminuir la razón de casos de 1,20 o más, a una razón que se encuentre entre 0,8 y 1,20, y presenten una incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes, superior a 250”.

Alarma epidemiológica y sanitaria: “Los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes, serán considerados en Situación de alarma epidemiológica y sanitaria cuando la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80 %”.