La Ciudad acatará las restricciones, pero irá a la Corte Suprema para abrir las escuelas

El jefe de Gobierno criticó la falta de consulta por parte de Alberto Fernández. También rechazó la “participación del ejército y las fuerzas federales en las calles de la CABA”.

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó una conferencia de prensa donde criticó las nuevas restricciones anunciadas por el Gobierno nacional hasta el 30 de abril. “No fuimos consultados”, reprochó, pero dijo que la administración porteña las acatará, al tratarse de un DNU. Agregó que presentará un “amparo para que la Corte Suprema trate de forma urgente” la reapertura de las escuelas.

El mandatario porteño pidió reunirse “hoy mismo” con el presidente Alberto Fernández para rever estas medidas. Dijo que por primera vez, desde el inicio de la pandemia, la administración nacional “decidió romper el mecanismo de diálogo y consenso” utilizado para ejecutar políticas públicas. Agregó que es poco útil tomar decisiones sobre la marcha, sin esperar dos semanas a ver el resultado del cierre nocturno impuesto desde el viernes 9 de abril.

“Es la primera vez que se toman decisiones que afectan la vida de millones de personas sin un minuto de dialogo”, expuso Rodríguez Larreta y reflexionó: “La pandemia no se resuelve tomando decisiones intempestivas”.

Recordó que hubo diálogo, incluso cuando Nación recortó la coparticipación porteña: “Ya lo demostré, por ejemplo, cuando decidieron quitarle a quienes viven en la Ciudad recursos de Coparticipación de manera intempestiva e inconstitucional. Fuimos a la Corte Suprema y fuimos claros al plantear nuestra postura. Y a pesar de eso, a los dos días yo mismo me volví a reunir con el Presidente para seguir coordinando la gestión de la pandemia”.

En cuanto a la problemática escolar, precisó: “15.000 chicos abandonaron o están en riesgo de abandono: un 25% más que antes de la pandemia. En secundaria, la mitad de los chicos estaba en condiciones de repetir. Chicos de primer ciclo de primaria que no diferencian letras de otros símbolos y que no pueden escribir su nombre. También, más del 70% de los chicos empezaron a manifestar síntomas de soledad, ansiedad y depresión, lo demuestran diversos estudios que realizaron UNICEF, Fundación INECO y organismos de la Ciudad”.

Noticias relacionadas

Sobre la repercusión en el entorno familiar, acotó: “Si los chicos no están en la escuela ¿Dónde van a estar? El Ministerio de Educación de la Nación, junto con UNICEF, relevó el año pasado que el 85% de quienes asumieron el rol de cuidado de los chicos durante la pandemia fueron las mujeres. ¿Van a volver a ser las mujeres las que tengan que dejar de lado su trabajo, corriendo el riesgo de perderlo, para quedarse en casa?”.

En cuanto a las medidas de seguridad, indicó: “Ante un Decreto de Necesidad y Urgencia que está por encima de las reglas locales, hay que cumplirlo. Rechazamos toda participación del ejército y las fuerzas federales en las calles de la CABA. Esto no está coordinado con nosotros. Vamos a hacer todo lo posible para garantizar la autonomía de la CABA”.

Con respecto a la situación epidemiológica en la Ciudad, el mandatario resumió: “El promedio de casos creció, en la última semana, de 1.900 a 2.600. El R sigue por encima de 1. Y la ocupación de camas de terapia intensiva del sistema público está creciendo, hoy ya está en 53,5% del potencial”.

El jefe de Gobierno dijo que ya está vacunado el 90% del personal de salud; el 99% de los mayores de 80 años; el 75% de los mayores de 70 años. “A los mayores de 70 esperamos terminarlos en una semana, si entran las dosis comprometidas”, sumó.

Rodríguez Larreta dijo que el Gobierno nacional “no puede cumplir con el cronograma de vacunas”.  Dijo que el GCBA inició negociaciones con laboratorios para comprar vacunas por cuenta propia, pero dijo que las empresas ya tienen compromisos a un año y que es muy difícil acceder a las dosis siendo un estado sub nacional.

Para terminar, apeló nuevamente a la responsabilidad individual de la población: “No es el miedo lo que nos va a hacer cambiar nuestras conductas, sino la información, la confianza en la acción colectiva y la visión compartida de que juntos podemos salir adelante. Este momento es en el que más tenemos que reforzar nuestro vínculo de confianza y apoyarnos mutuamente para bajar los contagios y dejar atrás las restricciones”.