La Ciudad reglamentó la Ley del Sistema de Autoprotección

Se utilizará para prevención de desastres. Será de aplicación obligatoria en el ámbito de la CABA para establecimientos públicos y privados de hasta 200 metros cuadrados de superficie.

Se utilizará para prevención de desastres. Será de aplicación obligatoria en el ámbito de la CABA para establecimientos públicos y privados de hasta 200 metros cuadrados de superficie.

El viernes pasado fue reglamentada la Ley 5920, con el objetivo principal de simplificar las presentaciones que los pequeños establecimientos -aquellos con menos de 200 metros cuadrados- deben efectuar ante Defensa Civil, para la aprobación de un Plan de Evacuación.

El Sistema de Autoprotección alcanzará a edificios, establecimientos y predios, tanto del ámbito público como del ámbito privado, de oficinas, escuelas, hospitales y en todos aquellos con afluencia de público, adecuándolo a las características propias del edificio, su destino y de las personas que lo utilicen, siendo de aplicación voluntaria en los edificios cuyo destino sea solo de vivienda. También resulta de aplicación obligatoria en los eventos con concurrencia masiva de público.

Con la nueva normativa será necesaria únicamente una declaración jurada, la cual será exhibida en el local, detallando el procedimiento previamente verificado y aprobado por la autoridad de aplicación. El mismo deberá contener un conjunto de acciones y medidas destinadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, para proporcionar una respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia.

Para ser aprobada, dicha declaración jurada además deberá contener una descripción de la actividad que se desarrolla en el establecimiento y de la población involucrada; la descripción de los medios técnicos de protección con que cuenta, y la obligación de realizar al menos dos ejercicios de simulacro anuales, entre otros requisitos.

En aquellos casos considerados de mayor riesgo, ya sea por la cantidad de público presente, por las características del mismo (adultos mayores, niños, etc.), las características del inmueble o el tipo de actividad, el Sistema de Autoprotección deberá ser elaborado y presentado por un técnico, previamente inscripto en un “Registro de Profesionales para la elaboración y puesta a prueba de los Sistemas de Autoprotección” creado al efecto. Cuando la complejidad del caso lo requiera, a este requisito podrá sumarse la confección de modelos informáticos de simulación, que prevean como sería la dinámica de un incendio y/o contaminación con humo, de modo de poder corroborar la viabilidad de las medidas propuestas por el profesional a cargo para una eventual evacuación.

Además, todos los organismos públicos competentes en casos de emergencias, catástrofes y desastres deberán efectuar, en forma conjunta con las empresas prestadoras de servicios públicos, prácticas de simulacros a efectos de generar una respuesta automática, coordinada y efectiva ante las posibles situaciones contempladas en la norma.

Para la redacción de esta Ley un equipo integrado por personal de la Subsecretaria de Emergencias estudió la normativa de otros países, la casuística de siniestros e incendios en nuestro país y los grandes incidentes acaecidos en diversas ciudades del mundo.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: