La Corte Suprema asume competencia en el amparo por las clases presenciales en CABA

Ahora, la Jefatura de Gabinete de la Nación tiene un plazo de cinco días para que conteste y aporte las pruebas que considere pertinentes.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) se declaró este lunes competente para analizar el amparo presentado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el cual exige que por la autonomía del distrito continúen las clases presenciales a nivel local, pese a que un decreto presidencial ordena pasar a la virtualidad en el Área Metropolitana (AMBA) hasta el 30 de abril para evitar la propagación de contagios de Covid-19.

Si bien la Corte no tiene plazos para expedirse, anticipó, a través de la resolución que firmaron los cinco ministros, que hará una tratamiento acelerado en los términos que permite el Código Civil y Comercial de la Nación, para que los magistrados resuelvan “de oficio” y como “primera providencia”, si “la naturaleza de la cuestión y la prueba ofrecida” lo permite.

Noticias relacionadas

La CSJN señaló que fallará al respecto, aunque luego de que el Gobierno nacional ofrezca, a través de la Jefatura de Gabinete y dentro de un plazo de cinco días, sus argumentos de por qué estableció en el Decreto 241 que deben suspenderse las clases presenciales en el AMBA, consigna  Télam.

Este lunes debía iniciar la virtualidad, según dispusieron las autoridades de Nación. No obstante, hubo clases presenciales en la CABA debido a que el Gobierno porteño acató un fallo de la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario, en respuesta a dos amparos presentados por ONG integradas por familiares de estudiantes.

Para las autoridades del Gobierno nacional un fallo del Poder Judicial porteño no puede dejar sin efecto un decreto nacional. Por eso, la Procuración del Tesoro de la Nación, a cargo de Carlos Zannini, pidió la inhibitoria de la justicia porteña.