La Defensoría del Pueblo porteña pide cambiar la Ley de Talles

Desde la entidad que encabeza Alejandro Amor afirman que, a ocho años de su sanción en la Legislatura porteña, hay problemas de implementación.

La Ley N° 3.330, conocida como Ley de Talles, fue sancionada el 3 de diciembre de 2009. A ocho años de este hito, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires envió a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires un proyecto de ley para reformarla de manera integral. Asegura la entidad que preside Alejandro Amor que en los hechos la implementación de esta norma no fue efectiva.

“Según el cronograma de la ley, el 100% de los modelos de las medianas y grandes marcas de ropa debería ajustarse a la ley de talles y el 85% de los modelos de las marcas pequeñas. Sin embargo, en los hechos la ley no parece tener aplicación”, estiman los fundamentos de la norma.

Según una encuesta hecha por el Centro de Estudio, Investigación y Opinión Pública (CEIO) de la Defensoría del Pueblo capitalina, el 90% de las personas consumidoras asegura no haber conseguido su talle cuando fue de compras. “La falta de talles está generalizada en la Ciudad”, concluye dicho  informe. El 78% de las 616 personas encuestadas buscaba un talle más grande que el que ofrecía el local, mientras el 19% dijo que había un talle único para la opción que había ido a comprar.

La Defensoría porteña reflexiona al respecto: “Transcurridos ocho años desde la sanción de la ley, proponemos una modificación integral de la misma a los fines de superar todos los obstáculos con los que se ha encontrado la ley para su aplicación”.

Por eso piden cambiar la referencia de la Tabla de Medidas Corporales Normalizadas (IRAM 75300) para que en lugar de las normas IRAM se apliquen las medidas, rangos, progresiones y talles resultantes del estudio del INTI.

También afirman que la noción de sexo en las prendas “es falsa porque no permite aportar datos ciertos sobre la corporalidad, máxime si tomamos en cuenta el carácter superador de la identidad de género autopercibida, reconocida por el Estado”.

Para eliminar ambigüedades, pide la Defensoría que la ley se aplique también al calzado con un mínimo de 13 talles.

En mayo de este año, el Poder Ejecutivo estableció que la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor de la Subsecretaría Demanda Ciudadana, Calidad y Cercanía de la Jefatura de Gabinete de Ministros sea la autoridad de aplicación de esta norma. La Defensoría, por la cantidad de denuncias que recibe, pide colaborar junto a este órgano de Gobierno.

En este sentido, el organismo que preside Alejandro Amor llama a que haya mayores campañas de difusión para que los ciudadanos estén al tanto de los derechos que tienen con respecto a los talles.

También llaman a implementar sanciones contra locales que no muestren la tabla de medidas corporales, no muestren un cartel sobre la vigencia de esta ley y no coloquen el pictograma que informa las especificaciones de cada prenda por parte de fabricantes o importadores.

Deja un comentario