La Defensoría del Pueblo porteña presentó la Guía del derecho a la protesta

El titular del organismo, Alejandro Amor, refiere que es necesario “observar las marchas y denunciar si hay abusos”.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires presentó la “Guía del derecho a la protesta: 10 Derechos Inalienables frente a Detenciones en Marchas”.

El Titular del Consejo de Organizaciones Sociales de la Defensoría, Roberto Baigorria, expresó al respecto: “No podemos permitir más muertos ni detenidos y detenidas injustificados durante las manifestaciones. Además, sólo en lo que va del año, Mumalá-Organización que integra el COS y lucha por los derechos de las mujeres- relevó 47 femicidos. ¿Cómo es posible que las mujeres no puedan protestar tranquilas frente a esta dura realidad?”.

“El rol de la Defensoría es garantizar que este derecho se cumpla y que cualquier ciudadano o ciudadana pueda manifestarse en paz, pero si esto no fuera así, es necesario que toda persona conozca sus derechos como manifestante, por eso hemos realizado este manual para que todos sepan cómo defenderse frente al accionar, muchas veces ilegal, de las fuerzas de seguridad y recuerde al menos los 10 derechos que señalamos a continuación”, agregó.

El 28 de febrero se desarrolló una jornada en la Defensoría sobre el derecho a la protesta. En ésa ocasión, el Defensor del Pueblo porteño, Alejandro Amor, recordó el trabajo de observación llevado a cabo por el organismo en las últimas marchas de acuerdo protocolos internacionales.

“Es muy complejo hacer estas observaciones. Estamos en una etapa de aprendizaje y cualquier aporte a esto que estamos construyendo es bienvenido. Es necesario que nos complementemos entre todos. Las marchas son consecuencia de políticas que se toman. Nuestra obligación es fijar una postura con respecto a las medidas, y observar las marchas y denunciar si hay abusos. Vamos a estar en la calle en cada una de las manifestaciones”, dijo el Defensor.

El Defensor Adjunto Gabriel Fuks se refirió al proceso de traspaso de la policía a la órbita de la Ciudad y la posterior sanción de la nueva ley de Seguridad Pública por la Legislatura porteña: “Fue un acierto haber acompañado esta ley y haber incorporado herramientas para proteger a las personas”.

Fuks desarrolló un recorrido por los aspectos más importantes de la normativa, en particular los artículos 99 y 100 de la ley sobre la intervención del personal policial en concentraciones y manifestaciones públicas, la prohibición de portar armas de juego de poder letal y la obligación de estar debidamente identificados. “Tenemos que saber lo que tiene que ser, así es más fácil evitar avasallamientos”, cerró Fuks.

La Defensoría va a contar con un equipo de observadores de manifestaciones y protestas sociales cuya actuación se rige por las Directrices para la Observación de Manifestaciones y Protestas Sociales elaboradas por la Oficina Regional de las Naciones Unidas, en conjunto con las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos y Defensorías del Pueblo de la región que controlará el correcto trabajo de las Fuerzas de Seguridad e informará si así no lo fuera a las autoridades correspondientes.