La inflación medida por el Gobierno porteño fue de 2,6% en febrero

Por su parte, el INDEC, que elabora la estadística a nivel nacional, informó qué el Índice de Precios al Consumidor tuvo una variación al alza de 2,4 por ciento durante el segundo mes de 2018.

La Dirección General de Estadística y Censos del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires informó que, durante el mes de febrero, el Índice local de Precios al Consumidor (IPCBA) registró un alza de 2,6%, acumulando en los dos primeros meses del año una suba de 4,2%. De este modo, el indicador porteño determinó que la inflación de los últimos 12 meses fue 26,3%.

La tasa de variación mensual del IPCBA estuvo influenciada por los incrementos en las tarifas residenciales de electricidad2 y de transporte público de pasajeros.

El rubro Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles aumentó 3,9%,

Con relación al transporte público de pasajeros, el ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Resolución 77-E/2018, estableció nuevos cuadros tarifarios de los servicios públicos de transporte automotor y ferroviario con vigencia a partir del 1 de febrero, al tiempo que creo un sistema para que puedan pagar con descuentos quienes combinan trenes y colectivos. Transporte promedió un alza de 5,4%.

Salud promedió un alza de 2,6%, aportando 0,22 p.p. a la evolución mensual de los precios al consumidor, por ajustes en las cuotas de medicina prepaga.

Equipamiento y mantenimiento del hogar se elevó 3,2%, con una incidencia de 0,22 puntos porcentuales, reflejando fundamentalmente subas en las remuneraciones del servicio doméstico.

El rubro alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 2%.

Bienes y servicios

Durante el mes de febrero los Servicios pro- mediaron una suba de 3,5%, mientras que los Bienes aumentaron 1,5%.

La dinámica mensual de los Servicios respondió principalmente a incrementos en las tarifas de electricidad y del transporte público de pasajeros. Le siguieron en importancia las subas en la comida consumida fuera del hogar, en las remuneraciones del servicio doméstico y en las cuotas de medicina prepaga.

En tanto, el comportamiento de los Bienes reflejó fundamentalmente aumentos en los precios de los alimentos y de los combustibles para vehículos de uso del hogar, contrarrestados parcialmente por las caídas, de carácter estacional, en las prendas de vestir y en las verduras.

Así, en los primeros dos meses del año los Bienes acumularon una suba de 2,7% y los Servicios de 5,5%. En términos interanuales, los servicios mostraron una aceleración hasta 31,6%, mientras que los bienes se mantuvieron relativamente estables registrando un incremento de 20,1%.