La izquierda pide no detener a un militante que agredió a un policía porque está “a derecho”

El accionar violento de Fernando Ponce Dimas quedó filmado, pero, según el Partido Obrero, "no hay motivo alguno para que sea detenido".

El accionar violento de Fernando Ponce Dimas quedó filmado, pero, según el Partido Obrero, “no hay motivo alguno para que sea detenido”.

El Partido Obrero reclamó hoy el cese de la orden de detención dictada ayer por la Justicia contra Fernando Ponce Dimas, un militante que quedó registrado en filmaciones agrediendo a un policía.

“Fernando Ponce Dimas -quien tiene 26 años y recientemente se recibió de abogado- se ha puesto a derecho y no hay motivo alguno para que sea detenido. La eventual detención forma parte de una política de criminalización de una manifestación en la que participaron centenares de miles de trabajadores contra una ley que constituye un robo a los jubilados, los discapacitados y los niños más necesitados”, aseveró el Partido Obrero a través de un comunicado.

Sin embargo, el joven fue filmado junto al ya detenido Javier Arakaki, el otro militante acusado de golpear al policía Brian Escobar en los incidentes en los alrededores del Congreso Nacional durante el debate de la reforma previsional.

Ayer, el juez federal Sergio Torres ordenó detener a Dimas tras rechazar un pedido de exención de prisión presentado por la abogada del PO, Claudia Ferrero, junto a un descargo firmado por Dimas, en el que admitió ser el de la filmación y se puso a disposición de la Justicia.

“Como ocurriera con la detención de nuestro compañero César Arakaki, se trata de una política para correr el foco del repudio popular a un paquete más vasto que golpea al conjunto del pueblo trabajador y se enmarca en una política represiva contras las luchas obreras y populares que se suceden en todo el país”, aseveró el Partido Obrero.

En tanto aún está pendiente que la Cámara Federal se expida sobre planteos de excarcelación de Arakiki, quien permanece detenido en el penal de Marcos Paz imputado por “lesiones gravísimas agravadas”, entre otros delitos.

En tanto, en la causa permanece prófugo Sebastián Romero, el ex precandidato a diputado por una fuerza del Frente de Izquierda y de los Trabajadores de Santa Fe que fue filmado cuando disparaba a policías con un mortero casero, también el 18 de diciembre pasado, informó Télam.