La Justicia brasileña investiga a Odebrecht por el soterramiento del tren Sarmiento

Investigan a funcionarios y empresarios de Brasil. Hasta el momento no hay argentinos involucrados.

Investigan a funcionarios y empresarios de Brasil. Hasta el momento no hay argentinos involucrados.

La Justicia de Brasil investiga las coimas que pagó la empresa constructora Odebrecht para obtener financiamiento y soterrar el tren Sarmiento. Hasta el momento, esta pesquisa no incluye a funcionarios argentinos.

Está en evaluación como Odebrecht y sus socios Iecsa -por entonces en manos de Angelo Calcaterra, primo del presidente de la Nación Mauricio Macri -, Ghella y Comsa se beneficiaron de 2011 y 2012 en la obra del tren Sarmiento.

La investigación busca determinar la responsabilidad del exministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior y actual gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, y otros cinco acusados de corrupción por U$S5.000.000 y de lavado de activos. También están en la mira ejecutivos de Odebrecht, que lograron “ventajas indebidas” gracias a esas coimas.

La investigación contra Pimentel y otros brasileños, en tanto, también podría revelar datos sobre cómo se abonaron coimas por el proyecto para el soterramiento del tren Sarmiento.

Varios exejecutivos de Odebrecht y documentos obtenidos por los investigadores brasileños expusieron que se pagaron sobornos al entorno directo del entonces ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. Las calculan en U$S20.000.000. Vinculan la operación a el lobbista Jorge “Corcho” Rodríguez.

Tanto Calcaterra como el ejecutivo de IECSA Javier Sánchez Caballero, al igual que el “Corcho” Rodríguez y los exsecretarios de Transporte y de Obras Públicas de la Nación, Ricardo Jaime y José López, integran la lista de acusados sobre los que el fiscal federal Franco Picardi solicitó trabar embargos millonarios el 27 de noviembre pasado.

Con fecha estimada de finalización en 2022, el soterramiento consiste en hacer un túnel de 18 kilómetros de extensión entre las estaciones Castelar y Caballito (Comuna 6) por donde circulará el tren, que transporta 200.000 pasajeros por día. Se eliminarán 51 pasos a nivel y se construirán 15 cruces a distintos niveles y ocho estaciones subterráneas.