La Justicia rechaza la detención de un hombre acusado por el femicidio de Gabriela Vanesa Arancibia

La Fiscalía había pedido el arresto luego de recibir testimonios que indican que el sospechoso ejercía violencia de género, pero el Juzgado no hizo lugar a la medida por falta de pruebas.

Una mujer de 49 años murió tras agonizar cuatro días tras sufrir quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo en el barrio porteño de Villa Soldati (Comuna 8), y si bien la fiscalía pidió la detención de su pareja por el femicidio de la mujer tras recibir testimonios que indican que ejercía violencia de género, el juzgado actuante rechazó la solicitud, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Gabriela Vanesa Arancibia (49), quien falleció el viernes último mientras permanecía internada en el Hospital Piñero luego de que el 1 de este mes ingresara de urgencia a ese sanatorio afectada por quemaduras de primer y segundo grado.

Según indicaron los voceros, el hecho se registró pasada la medianoche del lunes de la semana pasada, cuando personal de la comisaría vecinal 8B acudió a la vivienda de la mujer, ubicada en el Barrio Fátima de Villa Soldati, a raíz de un llamado al servicio de emergencias 911 por un presunto intento de suicidio.

Allí, los agentes se entrevistaron con la pareja de Arancibia, identificada como Hernán Lescano (44), quien les explicó que poco antes, mientras estaba durmiendo, escuchó gritos de la mujer provenientes del baño.

De acuerdo a su relato, cuando se acercó observó que la víctima estaba envuelta en llamas, por lo que comenzó a arrojarle agua para mitigar el fuego y luego la trasladó por sus propios medios al mencionado centro asistencial.

La fiscal a cargo de la causa, Marcela Solano, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 34, dispuso la toma de testimonios a las hijas de la víctima, que se encontraban en una vivienda ubicada arriba de la de su madre.

Además, dio intervención a la Policía Científica, que incautó una botella plástica con aplique de rociador y distintas prendas de vestir de Arancibia en el lugar, precisaron las fuentes.

Si bien en un principio el hecho se investigó como un intento de suicidio en el que la mujer se roció el cuerpo con algún liquido inflamable, la fiscalía obtuvo luego distintos testimonios que sugerían que Arancibia era víctima de violencia de género por parte de su pareja.

En ese sentido, voceros judiciales explicaron que el primer dato fue obtenido tras una comunicación con la Subsecretaría de Género del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, que indicó que un grupo de mujeres del Barrio Fátima que realiza talleres sobre esa temática había tomado conocimiento de que la víctima sufría dicha situación por parte de Lescano.

Además, la fiscal Solano aportó el testimonio de la jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Piñero, quien al ser entrevistada por la Policía, aseguró que las heridas de Arancibia no presentaban signos característicos de haber sido autoinflingidas, basándose en su experiencia en el área.

Con esas pruebas, la fiscalía solicitó una orden de allanamiento y otra de detención para Lescano por femicidio, ante la sospecha de que pudo haber sido quien provocó las quemaduras en el cuerpo de la mujer.

Sin embargo, el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas 26, a cargo de María Cristina Nazar, no habilitó el pedido de detención, con el argumento de una falta de elementos probatorios que sostengan la hipótesis de femicidio.

En ese sentido, según la jueza Nazar, las otras dos posibles son la tentativa de suicidio y la posibilidad de que la muerte de Arancibia haya sido producto de un accidente doméstico.

Con el caso de Arancibia, ya son al menos 48 las mujeres asesinadas en distintos puntos del país en lo que va de la cuarentena decretada a raíz del coronavirus y 83 desde el inicio de 2020, de acuerdo a un relevamiento realizado por Télam en base a los casos publicados y el cruce de datos suministrados por las organizaciones Mumalá y La Casa del Encuentro.