La Legislatura avanza en la actualización de Plan Urbano Ambiental

Fuentes oficiales dicen que debe adaptarse a los tiempos que corren y, en particular, a los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación.

Legisladores porteño, consejeros y funcionarios del Ejecutivo comenzaron a evaluar cambios para actualizar el Plan Urbano Ambiental de la ciudad de Buenos Aires.

Se trató de una “reunión evaluativa” de la cual también tomó parte el secretario de Desarrollo Urbano de la Jefatura de Gobierno, Álvaro García Resta, quien hizo hincapié en “la necesidad de actualizar el Plan Urbano Ambiental, que ya tiene 12 años desde su sanción”, para adecuardo a los cambios de una metrópoli muy dinámica y a las recientes sanciones de los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación, consignan fuentes legislastivas.

Antes de su intercambio con los consejeros del COPUA y de éstos con los legisladores, García Resta informó que para las modificaciones que se propongan serán consultados “todos los sectores” y mencionó a la Comisión de Planeamiento Estratégico (COPE), que es un organismo multisectorial consultivo, los vecinos, las cámaras empresariales, la Dirección de Antropología, el ámbito académico y “todas las organizaciones sociales, no gubernamentales” enfatizó.

El Plan Urbano Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires (PUA) tiene como objetivo “constituirse en el soporte del proceso de planeamiento y gestión de la Ciudad, como política de Estado, a partir de la materialización de consensos sociales sobre los rasgos más significativos de la ciudad deseada y la transformación de la ciudad real, tal que dé respuesta acabada al derecho a la Ciudad para todos sus habitantes”, explica el artículo tercero de la Ley 2.930.

Ademas, crea un Consejo que se ocupa de buscar “soluciones a los problemas urbano-ambientales comunes; entender en cuanto al grado de apropiación del terreno para evitar el uso irracional del suelo urbano; impulsar las inversiones públicas y privadas para generar mejoras, dotando de similares condiciones de vida a todo el territorio, impulsando el empleo, sobre la base de valores esenciales como son la solidaridad, la innovación, la sostenibilidad y la calidad”.

Otras responsabilidades del Consejo son:

  • Elaborar el Plan Urbano Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Programar y coordinar la marcha del proceso de elaboración del Plan.
  • Preparar los documentos de avance y finales de cada etapa.
  • Analizar las consecuencias urbanas y ambientales del conjunto de las acciones incluidas en el Plan en forma simultánea con las diferentes etapas de su elaboración.
  • Promover y coordinar las instancias de consulta y participación, así como las de difusión y esclarecimiento.
  • Elaborar documentos de extensión reducida y redactados de modo comprensible, destinados a su divulgación a bajo costo y accesible en lugares públicos sobre la base de los distintos instrumentos de la política urbana y ambiental que se requieran en todo el proceso.
  • Evaluar las opiniones y los aportes recogidos en audiencias públicas y en todas las instancias participativas que se realicen con relación al Plan.
  • Promover las instancias de coordinación y acuerdo con el Gobierno Nacional, los gobiernos provinciales y los gobiernos municipales tendientes a compatibilizar la gestión urbana y ambiental en la región metropolitana.
  • Realizar las evaluaciones periódicas de los resultados alcanzados en las distintas etapas de aplicación del Plan Urbano Ambiental.
  • Preparar los contenidos de las actualizaciones periódicas y, eventualmente, de los ajustes parciales que se establecen en los Artículo 15 y 16 de la Ley 71.
  • Proponer los criterios para elaborar los instrumentos necesarios para implementar políticas urbano-ambientales, en especial de los Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación.
  • Elaborar los planes particulares sectoriales en el marco del Plan Estratégico, del Plan Urbano Ambiental y de los objetivos y criterios orientadores de la Ley 71.
  • Asesorar sobre las políticas generales de la Ciudad, los planes particulares y los proyectos impulsados por la Administración o promovidos por terceros.
  • Asesorar sobre las interpretaciones relativas a la normativa urbanística vigente y a la elaboración y revisión de los Códigos Urbanos, especialmente del Código de Planeamiento Urbano.
  • Elaborar los instrumentos previstos en los artículos 1.3.2 y 1.4.1 del Código de Planeamiento Urbano.
  • Elaborar las pautas de interpretación para la aplicación de la normativa urbana y ambiental vigente, en especial el Código de Planeamiento Urbano y el Código de la Edificación.