La Legislatura porteña aprobó los carriles peatonales en avenida Corrientes: las obras ya habían empezado

La inversión supera los $150.000.000. Es para “potenciar el perfil cultural y gastronómico de esta arteria” emblemática.

Este jueves durante la sesión ordinaria de la Legislatura porteña se aprobó un proyecto de ley autoría del jefe de Gobierno del a Ciudad de Buenos Aires para habilitar los carriles peatonales durante el horario nocturno.

Según el proyecto, sobre la avenida Corrientes, entre Junín y Libertad (Comuna 1) habrá dos carriles exclusivos sobre la acera izquierda para el autotransporte público de pasajeros, todos los días, las 24 horas. Sobre la derecha se instalará un régimen de arteria peatonal en los dos carriles inmediatos a la acera izquierda, entre avenida Callao y la calle Libertad; regirá todos los días en el horario de 19.30 a 02.00.

“La presente iniciativa forma parte de un conjunto de acciones que integran el Plan Integral de Puesta en Valor de la Avenida Corrientes, el cual tiene en miras potenciar el perfil cultural y gastronómico de esta arteria”, decían los fundamentos del proyecto del jefe de Gobierno.

Según el sitio BA Obras, la etapa entre Suipacha y Florida costará $37.500.000. El tramo entre Callao y Libertad costará 131.500.000. La etapa entre Pellegrini y Suipacha tiene un presupuesto de $13.333.334.

En la bancada SUMA+ se votó en forma no positiva. La presidenta del bloque, María Inés Gorbea, adujo que si bien se necesita potenciar la zona, el monto es excesivo ante otras prioridades porteñas.

Días previos a la votación, este medio recorrió la avenida Corrientes. Ya se habían instalado las maquinarias para iniciar la construcción del carril del transporte público.Habían levantado parte del asfalto y comenzado a delimitar los futuros carriles.

En las esquinas hay agentes de Tránsito para ordenar el paso de los autos, que presenta complicaciones y demoras. Circulan por el futuro carril peatonal. Las vallas son de la empresa Da Fré Obras Civiles SA y Luciano SA.

En el verano el Gobierno instaló operarios a la altura de la avenida 9 de Julio, sentido hacia el Bajo, para ensanchar las veredas.