La Legislatura porteña mostró pesar por Walter Cantero, policía asesinado en un tiroteo en San Telmo

Los deudos recibirán un reconocimiento por parte del Poder Legislativo local.

Este jueves durante la sesión ordinaria, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una declaración de pesar por el fallecimiento del oficial Walter Cantero perteneciente a la Policía porteña.

Este reconocimiento es autoría de la legisladora Natalia Fidel, junto a Eduardo Santamarina, Mercedes de las Casas y Eduardo Petrini, todos del bloque oficialista Vamos Juntos.

Esta propuesta incluye la entrega de una bandeja de plata a los deudos del efectivo durante un acto oficial.

A la hora de defender esta propuesta, los legisladores expusieron: “Una vez más asistimos a la triste y lamentable noticia que significa el asesinato de un Oficial de nuestra Policía de la Ciudad. El pasado 13 de marzo el Oficial Cantero fue baleado durante un tiroteo que se produjo en el barrio porteño de San Telmo (Comuna 1), en las inmediaciones del cruce de las avenidas Juan de Garay y Paseo Colón”.

“Tras ser advertido por un transeúnte de la presencia de un individuo presuntamente armado, los agentes Diego Monteros y Walter Cantero procedieron a identificarlo e inmediatamente fueron atacados a balazos por el sujeto. Los impactos de bala en el tórax y el cuello de Cantero fueron de tal gravedad que, pese a haber sido trasladado al hospital e intervenido quirúrgicamente, falleció ese mismo día en horas de la noche. Tenía 37 años de edad, estaba casado y era padre de tres hijos”, sumaron.

“Como legisladores y representantes del pueblo de la Ciudad no podemos naturalizar ni banalizar este tipo de hechos en los cuales quienes trabajan para protegernos, entregan su vida por lograrlo. En nombre de todos los vecinos de la Ciudad, queremos expresar nuestro pesar por el fallecimiento del Oficial Walter Cantero y rendirle un humilde y simbólico homenaje, disponiendo la elaboración de una bandeja para que sea entregada a sus deudos. Creemos que es una forma de expresar gratitud y de inmortalizar a un hombre que estuvo dispuesto a dar la vida por cumplir con su deber”, concluyeron.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decretó dos días de duelo ante este acontecimiento.

El delincuente que disparó llevaba varias credenciales truchas, una era de la Policía Federal Argentina (retirado), otra de Prefectura Naval Argentina. Tenía una de Prensa de la CTA con el nombre de Carlos Ceferino Salgheri.

En aquella jornada resultó herido otro agente, Diego Monteros. Sin embargo, su vida no corrió riesgo y lograron atenderlo con éxito en el Hospital Argerich (Comuna 4).