La legislatura porteña quiere penar la “pornovenganza” con hasta 10 días de cárcel

Esta figura debe incluirse en el Código Contravencional de la Ciudad, según lo impulsan los legisladores Hernán Reyes y Ariel Álvarez Palma.

Los legisladores Hernán Reyes y Ariel Álvarez Palma (Vamos Juntos) presentaron un proyecto de ley para reformar el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires para poder penar la llamada “pornovenganza”, que es la difusión de imágenes o videos íntimos de personas sin su autorización.

“El proyecto parte de considerar al acoso informático como una de las principales desventajas del mundo virtual, situación que puede llegar a constituir un hecho traumático para la víctima y en muchos casos irreversible, sujeta al nivel de tolerancia que cada individuo establezca a partir de sus recursos disponibles o el grado de madurez. Esto último es fundamental partiendo del conocimiento que son los menores de edad quienes mayores riesgos corren ante estos abusos que adultos realizan a través de las plataformas digitales”, indican los promotores de esta norma.

Sobre la difusión no autorizada de imágenes o grabaciones íntimas, se penará a “quien difunda, publique, distribuya, facilite o ceda a terceros imágenes, grabaciones y/o filmaciones de carácter íntimo de una persona mediante la utilización de cualquier comunicación electrónica, medio de trasmisión de datos y/o página web, y se haya realizado sin mediar consentimiento de la víctima, es sancionado con una multa de cinco mil ($5.000) a veinticinco mil ($25.000) pesos o cinco (5) a quince (15) días de trabajo de utilidad pública o con tres (3) a diez (10) días de arresto”.

“El consentimiento de la víctima para la difusión, siendo menor de 18 años, no será considerado válido. Tampoco podrá alegarse el consentimiento de la víctima en la generación del contenido como defensa a la realización de la presente conducta. Acción dependiente de instancia privada”, añade esta modificación.

Sobre hostigamiento digital, indican que penarán a “quien intimide, acose u hostigue a otro mediante el uso de cualquier medio digital, es sancionado con una multa un mil ($1.000) a diez mil ($10.000) pesos o tres (3) a diez (10) días de trabajo de utilidad pública o con uno (1) a cinco (5) días de arresto”.

La modificación al código porteño incluye agravantes: cuando la víctima fuera menor de 18 años, mayor de 70 años, o con necesidades especiales; cuando la contravención sea cometida por el/la jefe, promotor u organizador de un evento o su representante artístico; cuando la contravención sea cometida por el/la cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia; cuando la contravención sea cometida por un familiar en el 4to grado de consanguinidad o 2do grado de afinidad; cuando la contravención se cometa con información que no habría sido develada sin que medie el engaño; cuando la contravención se cometa en el concurso de dos (2) o más personas; cuando la contravención sea cometida mediante la utilización de identidades falsas o anónimas o mediando la suplantación de la identidad de otra persona humana o jurídica.

También buscan penar la suplantación digital de la Identidad: ”Quien utiliza la imagen y/o datos filiatorios de una persona o crea una identidad falsa con la imagen y/o datos filiatorios de una persona mediante la utilización de cualquier medio de cualquier comunicación electrónica, medio de transmisión de datos y/o página web, y se haya realizado sin mediar consentimiento de la víctima, es sancionado con una multa de un mil ($1.000) a cinco mil ($5.000) pesos o uno (1) a cinco (5) días de trabajo de utilidad pública”.