La Legislatura porteña vota el convenio para habilitar la construcción torres en la ex Ciudad Deportiva de Boca

El trámite parlamentario estaba suspendido por la Justicia, pero un nuevo fallo lo avaló. La oposición denuncia que se configurará un “barrio cerrado náutico”.

Tras el aval en la Justicia, La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, con el voto del oficialismo y aliados, iba a aprobar este jueves durante la sesión ordinaria el convenio urbanístico celebrado entre Gobierno porteño y el Grupo IRSA para construir torres y espacios públicos en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors en Costanera Sur, en Puerto Madero (Comuna 1).

Esto ocurre porque el juez Ammirato, del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario N°10, revocó la medida precautelar dictada por el juez Guillermo Scheibler que ordenaba detener el trámite legislativo del convenio. Este último magistrado había hecho lugar a un amparo del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) y otras entidades civiles). Aseguraban que faltaban estudios de impacto ambiental pertinentes, dado que se trata de un predio de 71 hectáreas.

Una vez anoticiado de la decisión de Ammirato, el oficialismo Vamos Juntos decidió incluir el acuerdo en el temario de la sesión de este jueves. Cada bloque tendrá 20 minutos de exposición. Habían intentado tratarlo el jueves 5 de agosto, pero la medida de Scheibler lo impidió.

Desde la oposición hay críticas ante la inminente aprobación. Por caso, el Frente de Todos expuso: “Trataron en Costanera Norte con la venta de Costa Salguero y no pudieron, ahora la Costanera Sur. Juntos por el Cambio (Vamos Juntos) funciona como la herramienta electoral de los grandes desarrolladores inmobiliarios. IRSA compró tierras en 50 millones de dólares y ahora se estiman ganancias por más de 1200 millones de dólares. Larreta hace negocios con el patrimonio natural, nuestras tierras costeras y nuestro río”.

“Larreta quiere aprobar el barrio cerrado náutico de lujo de IRSA. El Código Urbanístico de la Ciudad prohíbe los barrios privados. El artículo 8 de la Constitución dice que los espacios que forma parte del contorno ribereño son públicos y de libre acceso y circulación”, añadieron.

Desde el bloque Frente de Izquierda, la legisladora Amanda Martín señaló: “Sin audiencia, sin estudio de impacto ambiental, con crisis habitacional, el Gobierno pretende avanzar con el convenio IRSA para construir torres de lujo en costanera sur. No al Puerto Madero 2”.

El predio de la ex Ciudad Deportiva tiene una superficie de 71,61 hectáreas (716.180 m2) y está en desuso desde hace casi 30 años. El convenio urbanístico contempla la siguiente distribución: espacio público en 483.624 m2 y urbanización en 232.556 m2. En el plano, los edificios están rodeados por calles y servidumbres que son consideradas espacio público.

IRSA destinará para uso público sectores “como parques y calles que totalizan una superficie de 483.624 metros cuadrados, lo que representa el 67,53%. Construirá una servidumbre a favor del GCBA gratuita y a perpetuidad sobre una superficie de 19.919 metros cuadrados (2,78%); trasferirá al GCBA 338.171 metros cuadrados (47,22%) y otros 125.534 metros cuadrados (17,54%)”, expresa el convenio.

La capacidad constructiva final es de 895.225 metros cuadrados dentro de esos 232.556 m2 edificables. el texto establece que los inmuebles pueden llegar a 145 metros de altura (plano límite).