La muerte de Ramona Medina: Ciudad admite que la falta de agua “complejiza la cuestión”

El subsecretario de Atención Primaria de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Battistella, dijo que la vecina y referente barrial tenía factores de riesgo.

El subsecretario de Atención Primaria de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Battistella, fue la voz oficial que se pronunció ante la muerte por coronavirus de Ramona Medina, referente del Barrio 31 de Retiro que denunciaba la falta de agua para garantizar la higiene preventiva.

“Ella tenía una cobertura y no estuvo internada en uno de nuestros efectores. Estuvo en un sanatorio privado”, dijo el funcionario ante Página 12. Agregó que Ramona “ingresó (al sanatorio) con un cuadro de una neumonía grave, que requirió asistencia respiratoria mecánica. Tenía factores de riesgo importantes: obesidad, asma, diabetes e hipertensión. Lamentablemente, el 99 por ciento de las personas que tienen enfermedades banales, con el covid-19 tienen evoluciones mucho más graves”.

El funcionario admitió que el hecho de que la familia de Ramona estuviera sin agua “complejiza la cuestión”. Sobre la situación en las villas, dijo que “el crecimiento, lamentablemente, va a ser exponencial, como en toda la Ciudad. Vamos entrando en la punta de los casos en la pandemia”.

Sobre el contacto que el Gobierno de la Ciudad mantuvo con la familia de Ramona desde que se contagió, Battistella señaló que “ella era una referente muy importante de una organización social. Estamos en continuo diálogo con ellos. Y con la familia. Y el sobrino, que quedó en la casa, forma parte del seguimiento”.

Este lunes el Comité de Emergencia del Barrio Carlos Mugica (Barrio 31) brindó una conferencia de prensa donde se denunció la situación que se vive en el asentamiento de Retiro, el nodo con más casos de coronavirus porteños.