La Unión de Clubes de Barrio de la Ciudad entregaron un petitorio a Edenor y Edesur

Las entidades buscan reducir los efectos del tarifazo para garantizar que las actividades no se suspendan.

Diferentes clubes de barrio y entidades deportivas, culturales y sociales, en una iniciativa encabezada por la Unión de Clubes de Barrio de la Ciudad de Buenos Aires, se hicieron presentes en las sedes de Edenor y Edesur. Llevaron un petitorio y plantearon que no quieren suspender actividades o cerrar sus puertas ante los enormes costos de las nuevas tarifas en servicios públicos.

“La situación que están viviendo los clubes de barrio es crítica. Las tarifas están en niveles altísimos y se hace imposible afrontar estos costos”, dijo Guido Veneziale, presidente del Club Villa Miraflores (Cobo 1780, Comuna 7).

Los clubes piden que los autoricen a abonar sus deudas en cuotas sin intereses sin que les interrumpan el suministro de energía. Es una medida “de vital importancia” para el desarrollo de sus actividades diarias.

“Los clubes de barrio y las entidades deportivas, sociales y culturales tienen un rol muy importante dentro de nuestra sociedad. Mantienen unidos los lazos entre las personas, son lugares de contención muy importante, sobre todo en estos momentos que estamos viviendo”, dijeron en la Unión de Clubes de Barrio de CABA.

La Unión de Clubes tuvo “un papel fundamental en la elaboración y posterior sanción de la Ley de Clubes de Barrio y de Pueblo, destinada a la generación de inclusión social e integración colectiva a través de la promoción, fortalecimiento y desarrollo de los clubes de barrio y de pueblo mediante la asistencia y colaboración, con el fin de fortalecer su rol comunitario y social. Sin embargo, la misma, no se encuentra instrumentada correctamente por lo cual hay muchos clubes que hoy se encuentran sin la protección de una ley que asegure su correcto funcionamiento y desempeño”, explicaron sus integrantes.

“Necesitamos, más que nunca, ser escuchados. Estamos pidiendo que nos otorguen tarifas justas y razonables, que respondan a nuestra realidad y a nuestra razón de ser; somos asociaciones sin fines de lucro y no podemos trasladar los aumentos a la cuota de socios que tenemos porque sería sacar a nuestros vecinos y vecinas del club y del beneficio de participar de actividades comunitarias”, añadieron en la Unión de Clubes de Barrio de CABA.