Legisladores porteños critican la quita de coparticipación a la Ciudad

Es para constituir un Fondo de Fortalecimiento Fiscal y entregárselo a la Provincia de Buenos Aires. También hubo defensa por parte del bloque Frente de Todos.

Legisladores porteños de distintas bancadas manifestaron su descontento ante el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre quitarle un punto de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires Aires para entregárselo a la Provincia de Buenos Aires en forma de Fondo de Fortalecimiento Fiscal.

El vicepresidente primero de la Legislatura porteña y legislador del bloque oficialista Vamos Juntos Agustín Forchieri dijo: “Las decisiones unilaterales se alejan del diálogo y la centralidad política y pretenden crear una nueva grieta, ciudad-provincia. El presidente acaba de renunciar al objetivo de unir a los argentinos”.

María Inés Gorbea, presidenta del bloque UCR-Evolución dijo: Hay un reclamo salarial justo pero la protesta no debe perder de vista que las fuerzas de seguridad deben hacerlo en el marco del respeto y la subordinación a las autoridades democráticas”.

Su compañero de bloque Marcelo Guouman expuso: “Los problemas políticos encuentran solución cuando se mejora a una parte sin perjudicar a otra. Así no. Éste es el plan? ¿Quitarle fondos a un distrito para otorgárselo a otro? ¿Éstas son las ideas? ¿Éste es el programa para solucionar los problemas de nuestro país?”.

“Increíblemente el gobierno nacional, ante un legítimo reclamo sectorial, modificó unilateralmente el arreglo federal de coparticipación. Hoy los porteños fuimos claramente perjudicados de manera ilegítima por el gobierno nacional. Cuando el presidente compara entre argentinos intenta dividirnos. No lo va a lograr. Los porteños y los bonaerenses somos una unidad social desde siempre. La General Paz, une”.

Leandro Halperin, también de (UCR-Evolución), dijo: “La decisión de reducir el presupuesto de CABA, iguala para abajo. Se premia las malas administraciones y se castiga las mejores. No es fruto de diagnósticos serios ni de acuerdos responsables, el gobierno debe dialogar con la Ciudad y ser responsable en estos momentos”.

Cecilia Ferrero, de la Coalición Cívica que forma parte del interbloque oficialista Vamos Juntos, sostuvo: “Castigar a la Ciudad para solucionar la ineptitud del gobernador de la provincia de Buenos Aires solo puede ser obra de la desesperación y la venganza. La Ciudad opulenta en la que nació y eligió vivir el presidente de la Nación es víctima de su desprecio”.

Su compañero de bloque Claudio Cingolani dijo: “Hoy el gobierno nacional le metió la mano en el bolsillo a todos los porteños. Nos sacan 1 punto de coparticipacion. En la ciudad trabajan, transitan y usan sus beneficios como también su espacio público y sistema de salud el doble de habitantes que viven en ella”.

Gimena Villafruela (Vamos Juntos), legisladora porteña y vicepresidenta de la Comisión de Justicia: “La Ciudad ha mostrado gran predisposición al diálogo durante estos meses difíciles. El avance unilateral del Gobierno Nacional con esta medida es un atropello contra todos los porteños”.

El legislador del GEN Sergio Abrevaya dijo: ““Hoy la policía bonaerense reclama mejoras y la Ciudad de Buenos Aires paga los platos rotos. De inmediato, Horacio Rodriguez Larreta debe ir a la Corte a frenar el quite de la coparticipación. De hecho, este jueves pediré se apruebe sobre tablas un proyecto que instruye a la Procuración General de la CABA a presentarse ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación en caso de que el Poder Ejecutivo Nacional, redujera la coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Que se haga cargo la Nación de financiar a la PBA”.

“Tal como dijo Alberto Fernández, en su momento la Provincia de Buenos Aires transfirió recursos a las provincias para evitar migraciones internas, pero los gobernadores se quedaron con la plata y se hicieron multimillonarios. No supieron administrar el dinero”, manifestó Abrevaya. Para culminar, el Diputado por el GEN manifestó: “Por otro lado, y aunque entendemos que el reclamo salarial es genuino, es preocupante y no estamos de acuerdo con la manera que usaron para manifestarlo, no debieron ir a Olivos”, agregó.

En un artículo de Prensa Obrera, el legislador del Frente de Izquierda Gabriel Solano dijo: “La quita de fondos a la Ciudad de Buenos Aires, presentada en nombre de una distribución progresiva de los fondos coparticipables, esconde en realidad un ajuste que va en línea con los reclamos de austeridad fiscal que pide el FMI y que el gobierno ya está aplicando con salarios congelados y reducción del presupuesto público en múltiples áreas del gobierno. La “opulencia” no caracteriza a la Ciudad de Buenos Aires, donde crece al igual que en todo el país quienes viven en villas, los trabajadores precarizados y con salarios de miseria. Una distribución progresiva de la renta nacional requiere aplicar impuestos progresivos a los capitalistas y el desconocimiento de la deuda usuraria”.

Por otro lado, desde el bloque Frente de  Todos el legislador Matías Barroetaveña manifestó: “Todos en la ciudad sabemos que Macri por decreto le dio a la ciudad el doble de lo que debería haberle dado por el traspaso de la policía. Implicó recibir en estos años 100.000 millones de más Por eso ya había acuerdo en que debía retrotraerse parte de esta decisión. No mientan”.

La legisladora Ofelia Fernández en redes sociales compartió un hilo de  Twitter con una explicación sobre la medida de Alberto Fernández: “El presidente no le quita nada a CABA. Solo desanda el regalo de Macri a Larreta en 2016”.

Noticias relacionadas

Alberto Fernández desde la residencia de Olivos anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la Provincia de Buenos Aires que, en parte, será destinado a la recomposición salarial de las fuerzas de seguridad: “Vamos a darle una solución a la provincia de Buenos Aires, pero no vamos a aceptar que sigan con este modo de protesta, y les pido amigablemente, democráticamente, que depongan esta actitud”.

“Espero que reflexionen y que cesen cuanto antes con esta mecánica”, enfatizó el jefe de Estado con respecto a las protestas que integrantes de la Policía Bonaerense llevan adelante en distintos puntos de la provincia.

“Todos queremos ir resolviendo los problemas que la Argentina tiene, pero vamos a hacerlo cumpliendo las reglas de la democracia y respetando la institucionalidad”, remarcó acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; la vicegobernadora Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el presidente del bloque del Frente de Todos en esa Cámara, Máximo Kirchner, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y 35 intendentes bonaerenses.

El Presidente explicó que el nuevo fondo se conformará con un punto de coparticipación federal que se le asigna a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que, pese a que originalmente estaba pensado para que hiciera frente al sostenimiento de su propia fuerza de seguridad, excede ese presupuesto.

“La ciudad de Buenos Aires recibió 2,1 puntos de la coparticipación del Estado nacional y la derivó a la Ciudad para cubrir los gastos para poder traspasar la policía, pero para eso hacía falta solo 1 punto de coparticipación”, detalló, y sostuvo que con el nuevo fondo se está “tratando de reponer un equilibrio que se perdió a mediados de los 80, cuando la provincia perdió 8 puntos de coparticipación”.

Además, señaló que “nadie puede mostrarse sorprendido por esta decisión” porque “muchas veces hemos hablado de este tema” con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y remarcó que “la ciudad de Buenos Aires va a seguir recibiendo los recursos necesarios para cubrir los gastos que representa la administración de las fuerzas de seguridad federales”.

Una comunicación de presidencia indica: “Para ilustrar el desequilibrio presupuestario entre la Ciudad y la provincia, el presidente Fernández indicó que el gasto per cápita en seguridad es de 16.901 pesos en territorio porteño y de solo 6.702 pesos en el bonaerense. Del mismo modo, hay 1060 agentes de seguridad cada 100 mil habitantes en la Ciudad y 563 en la provincia, y el salario inicial en la policía es de 49.204 pesos en la Metropolitana y de 37.572 pesos en la Bonaerense”.

“Es justo el reclamo y es necesario dar una respuesta, y confiamos en que el personal de la policía de la provincia de Buenos Aires nos acompañe en este momento tan difícil y advierta el esfuerzo que estamos haciendo”, manifestó Fernández.

Y sostuvo: “Parte de las necesidades de los bonaerenses es tener garantizada la seguridad y para eso necesitamos tener una buena policía. Y quiero que empecemos a construir una buena policía en la provincia de Buenos Aires, es necesario que lo hagamos”.

“Hay muchísimos agentes, suboficiales y oficiales que creen honestamente en la fuerza a la que pertenecen, quiero pedirles que nos ayuden a ver la manera en que ponemos orden a tanto desorden construido durante tantos años, lo merece la provincia y esencialmente los bonaerenses. Este es el modo en el que debemos trabajar, unidos y dialogando”, remarcó.

El Presidente estuvo acompañado por los intendentes y las intendentas de Escobar, Ariel Sujarchuk; General Rodríguez, Mauro García; General San Martín, Fernando Moreira; Hurlingham, Juan Zabaleta; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Luján, Leonardo Boto; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Marcos Paz, Ricardo Curutchet; Mercedes, Juan Ustarroz; Merlo, Gustavo Menendez; Morón, Lucas Ghi; Navarro, Santiago Maggiotti; Pilar, Federico Achával; San Fernado, Juan Andreotti; Tigre, Julio Zamora; Almirante Brown, Mariano Cascallares; Avellaneda, Jorge Ferraresi; Berisso, Fabián Cagliardi; Ensenada, Mario Secco; Esteban Echeverría, Fernando Gray; Ezeiza, Alejandro Granados; Florencio Varela, Andrés Watson; La Matanza, Fernando Espinoza; Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; Presidente Perón, Blanca Cantero; Punta Indio, Hernán Yzurieta; Quilmes, Mayra Mendoza; San Vicente, Nicolás Mantegazza; Campana, Sebastián Abella; Lanús, Néstor Grindetti; Lobos, Jorge Etcheverry; San Isidro, Gustavo Posse; San Miguel, Jaime Méndez; Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y Vicente López, Jorge Macri.