Legisladores porteños pidieron que la Ciudad tenga su propio Código Electoral

En abril el jefe de Gobierno de la Ciudad presentó un proyecto de ley para crear el Instituto de Gestión Electoral.

Legisladores porteños de diversas bancadas disertaron en la “Jornada de reflexión sobre órganos electorales” y pidieron que la Capital Federal tenga su propio Código Electoral. Lo hicieron en el edificio parlamentario de Perú 160 (Comuna 1).

Organizó la legisladora Natalia Fidel (Vamos Juntos). Estuvieron presentes los legisladores Santiago Roberto (Bloque Peronista), Sergio Abrevaya (GEN), Alejandro Tullio (Director de Asuntos Públicos del Correo) y Alejandra Tadei (Tribunal Superior de Justicia), entre otras autoridades.

Mencionaron que a principio de abril, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, envió a la Legislatura local un proyecto de ley para crear el Instituto de Gestión Electoral.

Fidel dijo: “El Instituto de Gestión Electoral no viene a competir con el Tribunal Superior de Justicia, viene a complementarse. Este instituto debe estar dotado de autonomía, no debe rendirle cuentas al Poder Ejecutivo y el mandato debe ser mayor al del Jefe de Gobierno. El Instituto debe organizar el debate público de los candidatos”.

Alejandro Tullio expuso: “El Instituto de Gestión Electoral que se propone es el resultado más novedoso de conseguir administración independiente sobre temas que trascienden el debate público. El año que viene hay que administrar una elección de la forma más consensuada”.

Roberto manifestó que “después de 22 años, es hora de que la ciudad de Buenos Aires tenga su propio Código Electoral, con normas creíbles y transparentes”.

“Es fundamental que participemos de este debate. Podemos tener el mejor y más eficaz código electoral, pero si el vecino no confía en sus normas y procesos no pasa ni sortea su primer y principal obstáculo, la falta de credibilidad que tienen los ciudadanos sobre las instituciones democráticas”, señaló.

Roberto remarcó que “la autoridad del Instituto no debe ser unipersonal como plantea el Ejecutivo, sino un ente colegiado, con representación mínima opositora y con la Presidencia en manos de la oposición” y precisó que “la designación de las autoridades debe ser con mayoría agravada de 2/3 de la Legislatura, como prevé la Constitución de la Ciudad para la materia electoral”, entre otras observaciones.

Este viernes la legisladora María Inés Gorbea (SUMA+) presentó un proyecto de ley para “establecer el Régimen Electoral para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” y garantizar “el pleno ejercicio de los derechos políticos reconocidos a la ciudadanía conforme a los principios republicano, democrático y representativo, y el sufragio individual, libre, igual, secreto, universal, obligatorio y no acumulativo, y el principio de paridad de género” (Expediente 1682-D-2018).

“Ya pasaron  más de 20 años de la sanción de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y un Código Electoral propio de  la Ciudad es una deuda y por supuesto una obligación de los representantes  sancionarlo”, fundamenta la legisladora en el proyecto.

“En primer lugar, el presente proyecto establece el sistema electoral para la elección para el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y las Juntas Comunales. Respecto de la elección de los miembros de la Legislatura, cumple con sancionar el régimen electoral tal como lo establece el Artículo 69 de la Constitución  de la Ciudad. Los diputados se eligen por el voto directo no acumulativo conforme al sistema proporcional. Una ley sancionada con mayoría de los dos tercios de los miembros de la Legislatura debe establecer el régimen electoral”, asegura Gorbea.

El proyecto de ley “también especifica cómo actuar en caso de renuncia o muerte de los candidatos y las condiciones para participar en la segunda vuelta en caso que esta se realizara. En cuanto a la elección de los miembros de las Juntas Comunales, se incorporó lo dispuesto por la Ley N° 1.777, sancionada oportunamente por esta Legislatura”. “El presente proyecto propone la creación del Instituto Electoral para las cuestiones administrativas y de gestión del proceso electoral, que cuenta con autonomía funcional e independencia para la toma de decisiones”.

“El objetivo es que los procesos electorales estén a cargo de un órgano que no es parte de la competencia por los cargos públicos. Este órgano ha de ser un árbitro del proceso antes que un jugador, a diferencia delo que ocurre en la actualidad. El Instituto Electoral estará compuesto por un Directorio de cinco miembros y un Consejo Consultivo Honorario, integrado por los representantes de todos los partidos políticos reconocidos en la Ciudad”, señala la legisladora porteña.