Legisladores porteños proponen que las aplicaciones de delivery cobren comisiones por debajo del 15%

También solicitan que haya canales de reclamos efectivos e inmediatos en casos de devoluciones o reintegros, sin perjudicar a los repartidores.

Legisladores porteños del Frente de Todos impulsa un proyecto de ley para que las aplicaciones de delivery, tan en auge durante el periodo de aislamiento social, le cobren a los comercios una comisión que no exceda el 15 % del valor total de lo entregado con el IVA incluido.

El legislador porteño Santiago Roberto, presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo en la Legislatura porteña, es autor del proyecto, en coautoría con María Rosa Muiños, Matías Barroetaveña y Claudia Neira.

Sobre la propuesta, Roberto señaló: “Las Apps de delivery han incrementado sus ganancias exponencialmente en tiempos de pandemia porque ofrecen un servicio fundamental para no salir de casa en el contexto de aislamiento. Pero los comercios que utilizan estas plataformas para vender sus productos tienen que pagar comisiones abusivas, que promedian el 30 %, y se ven obligados a trasladar ese gasto al precio de venta al público. Este fuerte aumento, sumado al descenso de las ventas hace imposible que los comercios puedan sostenerse en pie”.

Por otro lado, el proyecto también crea un marco para la protección de los usuarios de las apps, estableciendo canales de reclamos efectivos e inmediatos en casos de devoluciones o reintegros, sin perjudicar a los repartidores, aclaran los autores.

Los comerciantes pueden reclamarle a las empresas si se ven perjudicados por fallas en las aplicaciones o en el caso de que se demore la entrega de los productos.

Roberto expresó que ” es la Ciudad quien tiene que regular la situación de desbalance que hay entre las aplicaciones de delivery y los comercios. Al fijar un tope máximo del 15% en las comisiones que cobran las empresas a los locales este desequilibrio se podría revertir, sobre todo teniendo en cuenta que desde el gobierno porteño no hubo ninguna política que ayude a los comercios a sobrellevar esta crisis”.