Legisladores se reunieron con miembros del “Movimiento Cromañón”, que impulsa expropiar el predio de Once

El encuentro se desarrolló de manera virtual.

Diputados porteños integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se reunieron con integrantes del “Movimiento Cromañón”. Se trata de una agrupación que reúne a familiares de víctimas de la tragedia, que impulsa la expropiación del predio de Once para crear un “espacio para la memoria”.

Para ello, confeccionaron un proyecto de ley en abril pasado, que fue ingresado a la Legislatura con el expediente 745-2021. El mismo contempla que el edificio de Bartolomé Mitre 3036 pase a manos del Gobierno porteño, para así “resguardar los elementos testimoniales que hacen a su valor histórico-cultural y configuran la memoria histórica colectiva de la Ciudad”.

El inmueble en cuestión, donde funcionaba el boliche, es propiedad del empresario Rafael Levy. El “Movimiento Cromañón” busca que se le otorgue la “protección estructural”, que según el Código Urbanístico vigente insta a las autoridades a “proteger el exterior del edificio, su tipología, los elementos básicos que definen su forma de articulación y ocupación del espacio, permitiendo modificaciones que no alteren su volumen”.

Una vez dado ese paso, la intención de este grupo de familiares de víctimas y sobrevivientes de la tragedia es que el lugar se transforme en un espacio para la memoria en recuerdo de los fallecidos. Para ello también se adicionaría el santuario ubicado enfrente, en terrenos del ferrocarril Sarmiento, que actualmente contiene recuerdos y carteles en homenaje a las víctimas, pero que es constantemente víctima del vandalismo y las inclemencias climáticas.

“Cromañon se ha convertido en el hecho más trágico que recuerde la ciudad de
Buenos Aires, produciendo una cifra de muertos cercana a la del hundimiento
del Crucero General Belgrano y una onda expansiva en el conjunto de la
sociedad. Se trata de un hecho de violación a los derechos humanos en el presente,
entre ellos el elemental derecho a la vida, a la integridad física, a la seguridad
personal. Es evidente que el estado, reconociendo su responsabilidad, debe garantizar
las instancias reparatorias”, precisa el proyecto de ley, firmado por Silvia Bignami como representante de la agrupación.

En ese marco, la Comisión de Derechos Humanos escuchó a miembros del “Movimiento Cromañón” los argumentos presentados para avanzar con el proyecto. Fue la primera vez que una iniciativa de este tipo alcanza esta instancia, ya que las anteriores, que buscaban la expropiación del predio, no habían llegado a ser debatidas en comisión, perdiendo estado parlamentario.

Durante la reunión, la legisladora del Frente de Todos y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro, anticipó el “compromiso” del bloque al sostener que “estamos convencidos de que en Cromañón no puede funcionar nada más”.
“Hay que trabajar en esos espacios de conciencia y de memoria porque son muy importantes para intentar reparar algo del tremendo daño que causó Cromañón”, instó. Sin embargo, debido a la composición del cuerpo legislativo, el proyecto deberá contar con el aval del oficialismo, que cuenta con mayoría, para ser ley.