Levantaron el piquete y se normalizó el servicio del Sarmiento

Trabajadores tercerizados que llevaban adelante la protesta contra despidos consiguieron abrir un “canal de negociación”.

Trabajadores tercerizados del Ferrocarril Sarmiento levantaron esta tarde el corte que realizaban en las vías de esa línea ferroviaria, a la altura de Ramos Mejía, en reclamo de la reincorporación de 39 empleados, luego de que se abriera un “canal de negociación” con el Ministerio de Trabajo, aunque advirtieron que profundizarán las protestas la semana que viene si no logran revertir los despidos.

“Acabamos de levantar el corte, aunque no logramos una negociación con la empresa (Trenes Argentinos) para lograr las reincorporaciones. Se abrió un canal de negociación con el Ministerio de Trabajo”, señaló Paola López, una empleada tercerizada que participó de la protesta.

El corte por la manifestación, que provocó que el Sarmiento prestara un servicio limitado entre las estaciones Moreno y Haedo, se ubicó este mediodía en el paso a nivel Chile, entre Ramos Mejía y Haedo. “Planificamos nuevas medidas para la semana que viene, si no se reincorpora a la totalidad de los 39 trabajadores”, completó López, en diálogo con Primer Plano On Line.

En tanto, la empresa Trenes Argentinos afirmó, en un comunicado, que “realizó la denuncia correspondiente en el Juzgado Federal N°2 de Morón, a cargo de Jorge Rodríguez, secretaría N°7, que lleva adelante las tramitaciones correspondientes”. La empresa agregó que, entre las personas que cortaron las vías, está “un grupo de ex empleados de una empresa de seguridad que había sido contratada por Trenes Argentinos y cuyo contrato expiró el 18 de marzo”. Según la empresa, los pasajeros afectados por el corte de las vías del Sarmiento fueron 60.000. Tras el levantamiento de la interrupción, que duró tres horas, el tren ya volvió a recorrer entre Moreno y Once.

La protesta de los tercerizados tuvo el acompañamiento del Partido Obrero, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), entre otras organizaciones. “La empresa Trenes Argentinos hizo una lista negra con 45 trabajadores que desde hace un mes no podemos ingresar a trabajar porque, además, nos impide el paso la empresa de seguridad CI5, con quien la patronal hizo un acuerdo”, denunció López cuando el corte estaba activo.

Sostuvo que los “sacan del trabajo por reclamar mejoras en las condiciones laborales, y el pase a planta permanente, ya que hacemos tareas de seguridad dentro de los talleres y en las barreras desde hace varios años”. “En total, son unas 300 personas las que desarrollan actividades y, a los que no despidieron, están reasignándolos con dobles turnos, flexibilizándolos de hecho”, advirtió la empleada.

Según López, “muchos de los despidos son encubiertos, con traslados a más de 50 kilómetros y vacaciones ilegales”, entre otras medidas. “Por el momento, algunos, como es mi caso, no estamos despedidos formalmente, sino con intercambio epistolar judicial, por eso también venimos a denunciar esta situación”, contó.