Liberaron a Rodolfo Corzo, acusado de intento de homicidio en una reunión de vecinos 

La Justicia decidió poner en libertad a Rodolfo Corzo (hijo), acusado de intento de homicidio durante la reunión de Consejo Consultivo de la Comuna 4, del 4 de mayo pasado, donde hirió con un cuchillo a un militante de Boca es Pueblo. 

Según el portal Sur Capitalino, la querella aún no ha sido notificada por lo que se desconocen los argumentos del juez Roberto Ponce para dejarlo en libertad.

El miércoles 4 de mayo de 2016 por la noche se realizó una reunión del Consejo Consultivo Comunal para discutir la cesión de los terrenos públicos de Casa Amarilla al club Boca Juniors y el encuentro terminó cuando en una gresca generalizada.




Matías Scinic recibió un corte de cuchillo en el cuello y fue internado en el hospital Penna, mientras que Fernando Abal Medina, de la misma agrupación y hermano del senador nacional Juan Manuel, recibió un culatazo en la cabeza y sufrió un traumatismo de cráneo.

“Sabemos que Corzo es hijo de un hombre al que se lo conoce como ‘El Cordobés’ y tiene el mismo nombre que su hijo”, afirmó poco después Jonatan Baldiviezo, asesor legal de la organización Boca resiste y Propone, en diálogo con Télam.

El letrado remarcó que “el fiscal tiene las mismas fotos que nosotros, ya le dimos el nombre, debería detenerlo de una vez”.




“En las fotos se ve claramente al cordobés dando órdenes y a su hijo con un cuchillo amenazando muy cerca de Matías, las imágenes son realmente muy claras”, señaló Baldiviezo.

“El presidente de la comuna 4 -de los barrios La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya-, Jorge Apreda, es responsable de lo que ocurrió, ya que no había seguridad y los agresores son personas vinculadas a él”, denunció.
Baldiviezo señaló que la agresión “casualmente se da en un contexto de reclamos que vienen haciendo las organizaciones respecto de los terrenos de Casa Amarilla”.




Durante la conferencia de prensa, los participantes volvieron a denunciar una “zona liberada” y pidieron la detención de los agresores, a quienes identificaron como empleados del gobierno porteño.

“Exigimos al gobierno de la ciudad el esclarecimiento de los hechos e intimamos a que se detenga a los agresores”, sostuvo el ex funcionario Claudio Morresi al leer un documento consensuado entre las organizaciones.

Los vecinos aseguraron que Corso es empleado de la Comuna a través de un servicio tercerizado de una Cooperativa, y reconocieron su padre como inspector del Ministerio de Espacio Público.

Según denunciaron, los agresores amenazaron tras los incidentes, antes de retirarse: “Los vamos a matar a todos”.