Licencias de conducir: los exámenes se realizarán en las calles de la Ciudad y no en circuitos cerrados

La medida forma parte de una parque de modificaciones, entre las que se incluye la inhabilitación por dar positivo en el test de alcoholemia.

El Gobierno porteño impulsa un proyecto de Ley que debe ser aprobado por la Legislatura porteño que propone, entre otras cosas, que el examen práctico que deben aprobar los aspirantes a la licencia de conducir de vehículos particulares se realice en las calles de la ciudad y no en los circuitos cerrados donde se hace actualmente.

Además, tal como informó días atrás Pura Ciudad, propone inhabilitar las licencias de conducir en CABA por dar positivo en el test de alcoholemia.

El jefe de Gabinete de la ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, anunció hoy que en el distrito se inhabilitarán las licencias de conducir “por test de alcoholemia positivo”, haciendo referencia a uno de los puntos del “Proyecto Integral de Convivencia Vial” que el Gobierno local impulsa en la Legislatura.

“En CABA se inhabilitará la licencia por test de alcoholemia positivo”, escribió Miguel en su cuenta de Twitter.

En la Ciudad, el límite máximo tolerado de alcohol en sangre es de 0,5 gr/l para vehículos particulares, 0,2 gr/l para motociclistas y 0,0 gr/l para principiantes y conductores profesionales.

Actualmente, quienes dan positivo en el test de alcoholemia “pueden regularizar su situación en un período breve de tiempo y volver a circular”, informaron desde el Gobierno porteño, y advirtieron que “el 21% de los siniestros fatales registrados en la Ciudad están relacionados con el consumo de alcohol”.

El proyecto de Convivencia Vial incluye otras reformas, una de las cuales busca que el examen práctico que deben aprobar los aspirantes a la licencia de conducir de vehículos particulares se realice en las calles de la ciudad y no en los circuitos cerrados donde se hace actualmente.

También habrá una modificación respecto al examen teórico: las preguntas pasarán de 30 a 40 y se requerirá un porcentaje mayor de respuestas correctas, ya que hasta ahora se aprueba con el 75% y se prevé que sea con el 85%.