Los alimentos llegaron a la góndola cinco veces más caros de lo que cobró el productor en el campo

La brecha entre lo que paga el consumidor final y el precio de origen se redujo un 3,7% en el mes de junio.

El Área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), presentó su último Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que mide la diferencia promedio entre el precio de góndola y origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas.

Durante el mes de junio se multiplicó por 5,2 veces el precio promedio de los productos agrícolas desde que salen del productor y hasta que llegan al consumidor.

Pese a que la diferencia sigue siendo significativa, se redujo la brecha entre el precio de origen y el valor final del producto en un 3,7% y acumula así una mejora de 11,9% en dos meses.

“Los productos agrícolas con mayores disparidades de precios en el mes fueron: la Pera, con una brecha de 11,4 veces, la Naranja con una desigualdad de 11,2 veces, la Manzana Roja donde la diferencia entre el importe de origen y destino fue 9 veces, y la Mandarina (8,6 veces)” consigna el informe.

Además, “los productos donde menos se multiplicaron los precios desde que salieron del campo y hasta que llegaron al consumidor, fueron: la Papa con una brecha de 2,16 veces, la Berenjena (2,52 veces), el Tomate de ensalada con una desproporción de 2,55 veces, y el Pimiento Rojo con 2,58 veces”.

La diferencia en los precios

precios came puraciudad
Imagen: CAME

Analizando la variación de los productos relevados, en 14 aumentó el precio de origen, en 13 aumentó el importe de destino, y en 11 mejoró la brecha entre el valor de origen y destino.