Los metrodelegados definen nuevas medidas de fuerza

Además del reclamo por paritarias, llevarán adelante medidas de fuerza para rechazar 170 suspensiones aplicadas por Metrovías y la decisión del Gobierno nacional de bloquear los aportes gremiales a la AGTSyP.

Los afiliados de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) informaron que este martes tendrán una asamblea para definir nuevas medidas de fuerza. La semana pasada levantaron molinetes en las Líneas E y C.

El secretario adjunto de los metrodelegados, Néstor Segovia, criticó al Gobierno porteño: “No puede ser que hace ya más de 40 días que no les interese hablar con nosotros”.

“Es seguro que haya nuevas medidas porque hay diálogo cero con el Gobierno porteño”, enfatizó Segovia ante Télam.

Los metrodelegados iniciaron sus medidas de fuerza a mediados de abril. Sin embargo, el 22 de mayo la Policía de la Ciudad detuvo a 16 trabajadores. La empresa Metrovías luego despidió a tres empleados y suspendió a otros 171, lo que agravó el conflicto, al que contestaron en la AGTSyP con más levantamientos de molinetes.

En tanto, el Ministerio de Trabajo de la Nación implementa una medida para que los metrodelegados no reciban aportes gremiales de sus afiliados, en base al artículo 38 de la ley 23.551 según el cual “sólo una entidad con personería gremial” puede tramitar con el empleador la retención de cuotas de afiliación previo una solicitud en ese sentido a la cartera laboral.

La medida será objeto de “una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otra penal”, señaló Guillermo Gianibelli, abogado de Agtsyp, al diario Ámbito Financiero. Según cálculos de ese matutino, en la Argentina hay unos 1.600 sindicatos con personería, el máximo reconocimiento previsto en la legislación y que los habilita a representar a los trabajadores en conflictos colectivos, negociar convenios y salarios, dotar de fueros a sus delegados y recaudar cuotas de afiliación, y otros tantos con simple inscripción. 

Al perder su personería gremial, este año el Gobierno porteño negó a los Metrodelegados la posibilidad de discutir paritarias, y decidió solo sentar a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a la mesa de negociaciones con Metrovías, en la que se arribó a un acuerdo: 15,02% para todo el año. Sin embargo, desde la AGTSyP dicen que esa actualización salarial es insuficiente dada la inflación registrada en los últimos meses.