Macri reinauguró el Museo de la Casa Rosada con un homenaje a Illia

El Gobierno continúa con el proceso de “deskirchnerización” del patrimonio público. En ése sentido, fueron retiradas fotos de tinte partidario, y se armó un recorrido cronológico que inicia en la fundación de Buenos Aires y concluye en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

El presidente Mauricio Macri, reinauguró el Museo de la Casa Rosada, con un homenaje al ex presidente Arturo Illia, al cumplirse 50 años de su derrocamiento.

“Los argentinos y los turistas podrán recorrer 200 años de independencia. Acá verán recuerdos de todos nuestros presidentes, con seriedad, con ecuanimidad, respetando la diversidad uno encontrará relatos de lo que fue nuestra rica historia”, dijo el jefe de Estado ante miembros de su Gobierno, dirigentes radicales y familiares de Illia, a quien calificó como “un hombre excepcional, que nos hace recordar la derrota democrático que constituyó su derrocamiento, lo que nos llevó a un atraso del desarrollo de nuestro país”.

“En este momento, viendo espectáculos tan bochornosos, es que hoy más que nunca queremos reafirmar los valores que representó Don Arturo. Él demostró que se podía gobernar con honestidad, con decencia, con transparencia y con honestidad”, destacó Macri, refiriéndose de manera tácita a la detención del exsecretario de Obras Públicas José López.

El lugar, que antes era llamado Museo del Bicentenario, ya no exhibe objetos como la camiseta de Racing con la inscripción “100% K”, el pañuelo de Hebe de Bonafini manchado con sangre tras ser reprimida, ni imágenes de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández en su juventud.

Ahora, el orden de la muestra es cronológico, empezando por la época de la fundación de Buenos Aires y continuando con las Presidencias: desde Rivadavia en 1826 hasta CFK en 2015.

Asimismo, la cartelería y las descripciones de los objetos también cambió y dejó de lado las adjetivaciones.

Carruajes, bandas, bastones, galeras, obsequios y condecoraciones, retratos pintados y fotográficos son algunos de los objetos de los distintos jefes que tuvo la Casa Rosada en su historia.