Manteros cortaron calles de Once y quieren irse de los paseos comerciales

Insisten en que tienen bajas ventas y a muchos los están por desalojar de sus viviendas por no poder pagar el alquiler.

Los ex manteros de Once, que ahora ofrecen mercadería en los paseos públicos en torno a Plaza Miserere (Balvanera, Comuna 3), este lunes por la tarde cortaron la circulación vehicular de Perón y Boulogne Sur Mer. Protestan porque tienen bajas ventas. Consecuencia de ello muchos vendedores corren riesgo de ser desalojados de las viviendas que alquilan.

Durante la protesta, los ex manteros de Once pidieron reunirse con el jefe de Gobierno porteño y con el Ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, cuya cartera controla las ferias. Se quejaron porque, según sus dichos, “los predios están en mal estado llenos de ratas y que no hay baños suficientes”.

Hubo dos camiones de Infantería y patrullero con efectivos de comisaría 7 (Lavalle y Pueyrredón) mientras se desarrollaba la protesta.

Los manteros de Liniers fueron desalojados esteverano y muchos de ellos se apostaron a vender en las veredas de la avenida Nazca y Avellaneda, en Flores (Comuna 7). La Policía de la Ciudad intervino en varias ocasiones, algunas terminaron con la detención de los puesteros. A mediados de abril se demoró a una treintena de senegaleses por un hecho de estas características.

El sindicato Vendedores Libres denuncia abuso policial y carga la responsabilidad al Gobierno porteño: “Sigue insistiendo el jefe de Gobierno, con la impunidad que lo caracteriza en su política de exclusión , violencia y xenofobia en grado extremo , contra  vendedores Ambulantes pero con particular saña e interés a senegaleses ,en una persecución específica y premeditada contra este colectivo de migrantes”.