Mapearon inmuebles ociosos de La Boca, un barrio con constantes desalojos

Lo hizo la agrupación Destapiadas.org. “Al poner en relación los inmuebles ociosos con la centralidad que representa Caminito se ve que entre 4 y 8 cuadras de distancia más de la mitad de los inmuebles del barrio están ociosos”, analizaron.

La agrupación Destapiadas.org relevó inmuebles ociosos del barrio porteño de La Boca (Comuna 4).

“Hace ya casi 4 años, quisimos respondernos a la pregunta ¿Dónde están los inmuebles ociosos?, y fuimos a La Boca y lo recorrimos, se forjaron amistades de esa experiencia. De ese primer mapa, surgieron más preguntas ¿Es casual la distribución de esos inmuebles en el barrio?, ¿responde a alguna lógica?”, expusieron los hacedores de esta iniciativa.

“Al poner en relación los inmuebles ociosos con la centralidad que representa Caminito se ve que entre 4 y 8 cuadras de distancia están más de la mistad de los inmuebles ociosos del barrio. Esto, más que responder la pregunta genera más, ¿qué distribución tienen los desalojos? ¿Y los incendios?”, reflexionan.

Destapiadas.org es un colectivo dedicado a hacer mapas para exponer problemáticas sociales. “Creamos http://Habitapp.org , una app para mapeos en tiempo real que tiene por objetivo la producción y visualización de problemáticas en ciudades y territorios”, explicaron.

En el barrio de La Boca desde hace tiempo se denuncian desalojos compulsivos. Agrupaciones barriales ligan esta situación que en 2012 se creó el Distrito de las Artes, que, según afirman, fomentó la especulación inmobiliaria en vez de la instalación de nuevas empresas.

“Por el tipo de estructura del barrio, la mayoría son conventillos o casas colectivas. Hay desalojos con una o con 22 familias”, dijo a Tiempo Natalia Quinto, referente del Grupo de Vivienda y Hábitat en La Boca Resiste y Propone.

Esta agrupación y el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) denunciaron el año pasado que “el barrio de La Boca se encuentra en Emergencia Habitacional”: “Una de las dimensiones de esta emergencia es la creciente cantidad de desalojos en el barrio. Tras la aprobación de la Ley del Distrito de las Artes, Ley N° 4.353, (un paraíso fiscal para promover los negocios inmobiliarios y la expulsión de los habitantes del barrio) los desalojos se multiplicaron, generando el último año la expulsión de 1.106 ciudadanos. Entre el mes de febrero y marzo, se desalojarán 64 familias del barrio en 19 desalojos ya ordenados.

“Por otra parte, existen en total 61 procesos judiciales de desalojos en curso que involucran a familias el barrio que al finalizar dejarán a más de 300 familias en la calle”, habían puntualizado a principio de febrero de 2017.

“Tampoco cumplen con el art. 29 de la Ley N° 4.353 (de creación del Distrito de las Artes) que dispone que el GCBA deberá atender la situación de vulnerabilidad social en la zona, relevando la necesidad de soluciones habitacionales, y disponer acciones direccionadas a facilitar la permanencia de las familias radicadas actualmente en el Distrito de las Artes. Ninguno de estas obligaciones son respetadas ni tampoco se adoptan medidas para garantizar el derecho a la vivienda digna y a la radicación definitiva de las familias en el lugar donde han vivido durante años”.

“El impulso al mercado inmobiliario no sólo ha sido a través de la creación del Distrito de las Artes, sino también a través de la venta de tierras públicas como las de Casa Amarilla y las fuertes inversiones para favorecer a un grupo de inversores y propietarios aunados en lo que llaman el Consorcio del Distrito de las Artes. Toda una maquinaria institucional y jurídica para destruir el Barrio de La Boca y transformarlo en una extensión de Puerto Madero hacia el Riachuelo. El desarrollo de la zona sur impulsado por el Gobierno del Pro constituye, para las familias que viven en La Boca, la expulsión de sus hogares, ya sea por los desalojos o por el aumento del costo de vida. Las familias de La Boca pelearon por sus derechos a vivir en el Barrio en buenas condiciones de habitalibidad. Así, lograron que la Legislatura de la Ciudad sancionara la ley N° 2.240 (que declara la Emergencia Ambiental y Urbanística de La Boca). Esta ley ha sido absolutamente desconocida por el PRO tanto en el Gobierno de Mauricio Macri como en el de Horacio Rodríguez Larreta”, concluye la denuncia ratificada en el presente por ambas instituciones.