Marchan por el plan ProCreAr: “Que el sueño de la casa propia no se convierta en pesadilla”

Beneficiarios del programa se quejan por la suba del dólar, que impacta en el precio de los inmuebles. Sostienen que, por los plazos, requisitos y montos máximos, crecen las dificultades para conseguir vivienda.

Beneficiarios del programa se quejan por la suba del dólar, que impacta en el precio de los inmuebles. Sostienen que, por los plazos, requisitos y montos máximos, crecen las dificultades para conseguir vivienda.

Bajo la consigna #DolarMataProCreAr, este jueves a las 11.30 beneficiarios del plan de vivienda ProCreAr marcharán al Ministerio del Interior de la Nación (25 de Mayo  101, San Nicolás, Comuna 1). Piden soluciones porque la suba del dólar (este miércoles al mediodía estaba en $19,90 para la venta minorista) impacta en los valores de las propiedades. En muchos casos, implica buscar nuevos departamentos en poco tiempo.

Juan Francisco Gentile es uno de los impulsores de la movilización. En redes sociales dio cuenta de la problemática para quienes han sacado créditos ProCreAr: “En junio nos adjudicaron. Entonces nos dijeron que teníamos hasta febrero para buscar una propiedad. “Buenísimo -pensamos- , un montón de tiempo”. Claro, teníamos un tope de búsqueda de 1 millón 650 mil pesos. En caba, y para una familia, casi imposible. En el medio, y a partir de la depreciación del peso, suben el tope a 2 palos peso. Nos entusiasmamos, y empezamos a buscar con mucha pila. Pasaron seis meses yendo a ver deptos destruidos, húmedos, podridos, infectos, oscuros. En muchos teníamos que entrar sin respirar, literal”.

“Finalmente, y achicando al mínimo nuestras expectativas, en diciembre encontramos un departamento que poniéndole onda, podía andar. Ofertamos. Negociamos. Avanzó. Pero oh, los vendedores no tenían papeles que pedían desde el Banco Nación. Movimos lo imposible, y los conseguimos. Mientras el peso volvía a devaluar fuerte, presentamos todo en el banco. Confiados en que un depto chico (50 mts2 para 3 personas), en un edificio venido a menos y sin comodidades, en un barrio bastante fantasma, tenía que pasar. Finalmente después de tanta batalla, estaba cerca. La semana pasada nos llaman para decirnos que no va. Que la tasación supera el tope de dos palos. Que tenemos tiempo hasta el 7/2 para conseguir otro depto que sea más barato. Teníamos todo ok con el vendedor. Pero la barrera viene de arriba. Imposible ahora conseguir otra cosa”, añadió.

“Estamos tocando todas las puertas posibles para que alguien aplique un poco de sentido común en esta locura. Sólo somos una familia joven y laburante que quiere salir del yugo chupasangre del inquilinato eterno. El mismo Estado nos dio la chance con el Pro.Cre.Ar. Dimos tiempo, esfuerzo, estrezasos, salud mental, dinero, para ajustarnos al reglamento y presentar algo que vaya en sintonía con el bajísimo monto tope para CABA. Que no sea el Estado ahora quien nos dé la espalda”, pidió.

En Twitter, la cuenta de Pro.Cre.Ar le contestó: “Trabajamos día a día para que Pro.Cre.Ar sea una herramienta que brinda felicidad y que más argentinos puedan cumplir el sueño de la casa propia. Sabemos que ese proceso es largo. Según nuestros registros estas a tiempo de presentar una nueva propiedad”.

Gentile respondió: Gracias por la respuesta. Encontrar un departamento relativamente apto para ser habitado por una familia, en capital y ubicado en un radio de 50 cuadras de la escuela, a $2m, nos llevó seis tortuosos meses. Para el 7 de febrero faltan 8 días. Extiendan el tope o el plazo”.

A principio de enero el titular de Pro.Cre.Ar, Iván Kerr, había dicho que los tomadores de créditos hipotecarios que resultaron perjudicados por el aumento del dólar, que hizo subir la valuación de las propiedades y los obligó a contar con más dinero al inicio de la operación, contarán con una prórroga.

“Para los que estaban buscando propiedad y tenían un crédito aprobado y la reciente suba del dólar los perjudicó, les vamos a dar una prórroga al vencimiento que tenían para poder tomar un crédito, para que así puedan juntar esa diferencia”, dijo Kerr y sumó: “Para el resto, para el caso de ahorro previo solucionamos el tema poniendo todo en UVAs y todo va a ajustar por el mismo índice”.