Más de 700 micros escolares trabajarán con protocolos en la vuelta a clases

Retomarán su actividad desde el 17 de febrero, cuando inicie el ciclo lectivo 2021 de forma presencial.

La Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires informó que trabaja junto a los trabajadores y dueños de más de 700 micros escolares para garantizar las medidas sanitarias correspondientes en el regreso presencial a las aulas, cuando inicie el ciclo lectivo 2021 el 17 de febrero.

El protocolo para el funcionamiento de micros escolares incluye: Todas las personas que ingresen al vehículo deben contar con el correspondiente tapaboca (salvo los edades exceptuadas); antes de ingresar al micro se tomará la temperatura de los chicos para verificar que sea menor a 37,5º; cada micro deberá contar con alcohol en gel (o alcohol al 70º) a la vista y accesible para la higiene personal de los chicos y un cesto de residuos que debe vaciarse al terminar cada viaje; podrán ocuparse todos los asientos y cada uno de los chicos tendrá un lugar asignado, que estará identificado con un número y será exclusivo para cada alumno/alumna. En ningún caso podrán viajar de pie; los alumnos y alumnas no podrán ingerir bebidas ni alimentos al momento del viaje, evitando que manipulen su tapaboca mientras están dentro del vehículo.

Suman: el conductor del micro escolar estará separado de los chicos a través de un plástico divisorio o, en su defecto, estar siempre a una distancia de 2 metros; el vehículo deberá circular con las ventanas abiertas en todo momento para favorecer la ventilación natural; los alumnos y alumnas deberán esperar el micro escolar guardando distancia. El celador o celadora deberá acompañar a los chicos a la salida del vehículo para evitar aglomeraciones; los padres de los chicos deberán firmar una declaración jurada que especifica los puntos del protocolo.

Noticias relacionadas

Fuentes oficiales explican además que luego de cada viaje se realizará la limpieza y desinfección de todo el micro con “especial atención en las superficies de alto contacto, incluyendo la cabina del conductor”: “Se deberá lavar con una solución de agua y detergente y enjuagar con agua limpia evitando baldear o echar agua en cantidad. La desinfección se realizará con una solución de 10 ml de lavandina (concentración de 55 g/l) en un litro de agua. De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l se deberá colocar el doble de lavandina para lograr una correcta desinfección (200 ml de lavandina por cada 10 litros de agua). No estará permitido utilizar métodos de limpieza en seco (escobas, plumeros, cepillos, paños), ni aspiradoras”.

“Estamos muy entusiasmados con la vuelta de las clases presenciales y por eso trabajamos para garantizar que el traslado de los alumnos y alumnas sea seguro. En conjunto con el sector de micros escolares elaboramos un protocolo para que puedan retomar su actividad después de un año muy difícil. Cumpliendo y cuidando las medidas pautadas más de 700 micros escolares podrán volver a trabajar y llevar a los chicos a las escuelas.” Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes oficiales explican que a través de la web de la CABA los padres de los alumnos y alumnas pueden verificar cuál es el listado de vehículos, celadores y conductores de transporte escolar habilitados para realizar la actividad y acceder al protocolo diseñado especialmente.