Menos transporte, prioridad a comercios esenciales y más controles, las ideas para el aislamiento estricto de dos semanas

Es el consenso alcanzado por Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Desde el lunes y por dos semanas se proyecta un nuevo estadio en el aislamiento social obligatorio en el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde se concentran más del 90 % de los nuevos contagios de coronavirus.

Así lo consensuaron el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador Axel Kicillof. El anuncio formal se hará en breve, para dar los pormenores a la población.

Hasta el momento trascendió que es posible que haya una limitación del transporte público entre CABA y el conurbano. Si bien en el presente el 22 % de los pasajeros de un día previo al aislamiento usan tresnes y colectivos en el AMBA, para las autoridades hay que limitarlo todavía más.

Por eso desde el viernes pasado solo pueden viajar personas con trabajos o actividades esenciales (las 24 primeras de la Fase Uno de la cuarentena iniciada el 20 de marzo); los exceptuados (permisos posteriores) pueden estar en la calle pero no en trenes o colectivos.

Según datos oficiales, entre el 16 al 19 de junio hubo 1.061.398 de usuarios en el transporte público. En la Fase Uno (entre el 20 y el 26 de marzo) hubo 552.179, la mitad. Las autoridades quieren volver a estas cifras.

Otro aspecto es que funcionen solamente comercios esenciales como almacenes, mercados, ferreterías, casas de limpieza. Fuentes porteñas indican que en la actualidad más del 60 % de los negocios porteños están de puertas abiertas. En Provincia dicen que uno de cada dos personas que trabajan en CABA una reside en el suelo bonaerense, lo que implica un gran desplazamiento diario.

De todos modos, no se piensa en cerrar los bancos, sino limitar su horario y que la atención sea solo a jubilados y beneficiarios de ayudas sociales, dirimir el resto de los trámites de forma online.

Quedan por definir actividades como los entrenamientos deportivos individuales nocturnos, que trajeron tantas críticas de distintos sectores. Se incluyen a las salidas recreativas con menores de edad durante los fines de semana.

Este martes el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, habló de pedirle a la sociedad un “último esfuerzo” si los contagios seguían en alza.