Merodeaban por Palermo en Jeep para robar: se tirotearon con la policía y terminaron presos

Buscaban autos con llaves de viviendas adentro. Entre los arrestados hay un menor de edad.

Efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, de la comisaría 31 (Cabildo 232), detuvieron a cinco personas luego de un tiroteo y una persecución en el barrio de Palermo (Comuna 14).

Los acusan de tentativa de robo. “Se les imputa una modalidad delictiva que consiste en merodeo en banda y observación de autos con llaves de viviendas adentro”.

Según fuentes oficiales, el hecho inició en el cruce de Ravignani y Gorriti. Efectivos observaron un Jeep Renegade con las luces apagadas a la vez que asciende a la misma en forma presurosa un hombre a la misma. Eso les llamó la atención.

El chofer de la dotación policial hizo una maniobra para acercarse al Jeep. Les hizo señas para que detuvieran la marcha, pero el conductor no le hizo caso. Puso el Jeep marcha atrás en forma rauda para evadir a la policía. Sin embargo, chocó un Fiat Doblo y un Renault Sandero, que luego se supo tenía el vidrio roto y le habían sustraído elementos.

En ese momento, uno de los tripulantes del Jeep apuntó con lo que de lejos parecía un arma de fuego. Los policías dispararon con sus pistolas reglamentarias. El Jeep arrancó y se dio a la fuga.

En ese momento descartan documentación. La misma pertenece a una Sandero que tenía los vidrios rotos. Dentro del Jeep en la que intentaron huir los imputados se encontró la llave de la Sandero.

La persecución terminó en Dorrego y Honduras. Los policías detuvieron a los cinco tripulantes. Eran todos varones y argentinos. Había un menor de edad.

En el interior encontraron una réplica de pistola color negra, una navaja, tres pares de guantes, un cuello polar negro, y un juego de llaves de vivienda.

A su vez donde se iniciara la persecución se pudo establecer que el Renault Sandero presentaba su ventanilla rota y distante 40 metros se encontraba la documentación de la misma, se dio con el titular del rodado que además denunció la faltante de las llaves de su propiedad, siendo estas las secuestradas dentro de la camioneta Jeep.

Se efectuó consulta con la Fiscalía Criminal Correccional 21, sin adoptar protocolo flagrancia, y al momento no se pudo establecer comunicación con el secretario del juzgado en turno, realizando las medidas previas (testimonios) de oficio.